#RetoLector2018. Febrero.

Libro del mes: “La lección de August “, de R. J. Palacio.

En este mes de febrero, el reto era “el libro favorito de un amigo”, pero no tengo ningún amigo amante de la lectura que pudiera recomendarme un libro. Así que decidí dejarme llevar por la recomendación de una booktuber que sigo desde hace tiempo y cuyas reseñas me han conquistado en varias ocasiones y ha acertado. Ella hablaba muy bien de este libro, del que han hecho también una película que me muero por ver, así que me dije “mejor recomendación que esta, ninguna”, y me lancé a por el libro.

Tengo que reconocer que empecé bastante tarde a leer este mes. Tenía muchas ganas de que llegara febrero para abrir el libro, pero no fue hasta pasada la mitad del mes que lo hice. La vida real lo acapara todo, y con los dos peques resfriados en casa, fiebres, el carnaval, los preparativos de la celebración del cumple del mayor en marzo y un trabajo escolar que tengo que preparar con él he tenido la cabeza en todo y en nada a la vez.

Sin embargo fue un libro bastante fácil y rápido de leer, de hecho creo que es una muy buena recomendación para el público juvenil por su estructura. Además me resulta esencial para ellos, no sólo porque la trama está basada en la historia de un chico de 10 años, sino porque creo que es una novela que puede ayudar muchísimo contra el bulling.

SINOPSISAugust Pullman es un niño de 10 años que hasta ahora ha recibido clases en casa por parte de su madre, pero al que ya le ha llegado el momento de pisar un colegio por primera vez. Pese a su negativa inicial, finalmente accede, comprobando por sí mismo que ser nuevo no va a ser fácil, y mucho menos con su aspecto.

Auggie, como le llama su familia, tiene una enfermedad genética que, unida a otras muchas casualidades ha resultado en numerosas operaciones, largos ingresos hospitalarios y un físico que no pasa desapercibido. Nadie suele saber cómo reaccionar cuando le ve por primera vez, aunque Auggie ya está acostumbrado a que la gente se asuste al verle, pero eso no quiere decir que no le duela.

Cursar quinto curso no va a ser fácil, mucho menos para él, pero sí va a ser memorable.

Me ha parecido una novela genial, fresca, dinámica, amena y sencilla de leer. El narrador principal es Auggie, aunque tendremos oportunidad de leer también la opinión y versión de muchos personajes de la novela. Con capítulos cortitos, una narrativa directa y sin muchos entresijos se convierte en una opción ideal para pequeños ratos libres y para el público juvenil.

Me ha encantado de principio a fin, he logrado ver cada escena en mi mente, he llorado, me he emocionado, he sentido rabia y también el dolor oculto de una madre de la que he aprendido mucho, pero lo mejor para mí ha sido la incondicionalidad y el amor de una familia que no lo ha tenido nada fácil pero se han tenido los unos a los otros, y eso ha bastado para seguir adelante.

“La lección de August”, de R. J. Palacio, es muy recomendable. Tengas la edad que tengas no te va a dejar indiferente. ¿La conocías?

Anuncios