Mi Guerrero cumple 5 meses

1 de agosto, mi Pequeño Guerrero cumple 5 meses y está irreconocible, sobre todo físicamente, porque no se parece en absoluto al bebé de los primeros meses. Quiero hacer resúmenes mes a mes de sus avances tal y como hice con mi Terremoto, y es que es inevitable verle avanzar y tratar de recordar cuándo lo hizo su hermano. Y es que si mi Terremoto fue precoz, él tampoco se queda atrás.

Yo veo vídeos e imágenes de otros bebés tranquilos y me pregunto qué es lo que pasa con nuestros genes que nos salen todos con tanto afán por adelantarse a la vida. Tenía mis esperanzas de que el segundo fuera más tranquilo, y lo es, pero tiene esa furia interior por avanzar como su hermano y no para quieto un segundo desde bien pequeño.

Carácter y personalidad

Es el ser humano más tranquilo y risueño que yo conozco. Le gusta una risa y una carcajada más que nada en este mundo, y está constantemente buscando juego y que le hagas carantoñas. Sociable como el que más, aunque tiene un rejo que también tiene su hermano y que yo adoro, y es que clasifica a las personas. Si bien se ríe hasta con una mosca, hay personas que por más que hagan, para él son como el viento. También parece tener las cosas claras: si me gustas, te busco, si no me gustas ya puedes hacer el pino puente que igual te sonrío “por compromiso”, pero se me nota a lo lejos que no eres mi tipo.

Me enamora que desde tan pequeños tengan las cosas claras en ese sentido, y lucho cada día porque no lo pierdan pese a los comentarios y etiquetas del entorno. Es algo que me parece fundamental para mantener su propio yo.

Destrezas, habilidades

Se gira boca abajo desde los 2 meses y medio, y ha sido a finales de los 4 que le ha dado por girarse a ambos lados (antes sólo lo hacía hacia un lado), y también boca arriba. Es decir, que por su cuenta ya va rodando al estilo croqueta de un extremo a otro de la cama. Y también se agarra los pies estando boca arriba e intenta llevárselos a la boca, sin éxito.

Se firma en los barrotes de la minicuna y se va girando y cambiando de posición, de forma que le pones dentro para jugar y poco tiempo después está por los pies y en posturas imposibles, aunque dormido no suele moverse mucho y suele amanecer en una posición similar a la que se durmió, o como mucho boca abajo.

Cuando se pone boca abajo intenta firmar las manos y apoyarse en las rodillas para ponerse a cuatro patas. Evidentemente no lo consigue, y sólo logra balancearse, pero él no cesa en el intento cada vez que puede.

Cuando está despierto es todo patadas, gritos como llamadas de atención y balbuceos. Ya no aguanta mucho tiempo en el carro, donde le pongo para que nos acompañe por la casa, así que hemos pasado a las mantas en el suelo.

Coge los objetos con mayor seguridad, se pone el chupete y el mordedor en la boca sin muchos intentos y trata de reptar a su manera para llegar a los objetos que le pongo cerca para jugar. Es un hacha agarrando todo lo que pilla en la mesa y en toquetear el móvil siempre que llamas o mandas whatsapps con él cerca. ¿Mandar iconos entre medias y colgar las llamadas varias veces? Mi pan de cada día.

Alimentación

A los bebés de lactancia artificial se les recomienda comenzar la alimentación complementaria a los 4 meses, pero nosotros en esta segunda crianza vamos más relajados que la primera vez, aunque seguimos una estela similar. Esta vez optamos por dar productos naturales, evitar las cosas compradas, y dejarnos llevar por el interés de nuestro pequeño a probar cosas nuevas. Por ese motivo, fue hacia los 4 meses y medio cuando empezó a quitarnos la cuchara de las manos mientras nos acompañaba en la mesa, y decidimos darle a probar cositas nuevas. A día de hoy ha probado tres tipos de cereales sin gluten, dos o tres cucharadas antes del biberón, para saciar su curiosidad.

Lógicamente, su alimento principal es la leche, y se ha establecido en 210 ml de leche con gofio de millo (maíz) cada 3-4 horas, que suele ser más o menos el intervalo de tiempo en el que vuelve a pedirlo, salvo en la noche que aguanta bastantes horas sin comer.

Sueño

Desde bien pronto duerme la noche entera, diría que alrededor del mes y medio, y es que pilló el ritmo de sueño del hermano con el colegio y se adaptó bastante bien a la rutina. A día de hoy, en pleno verano, donde nos saltamos las rutinas con gran estilo, él sigue manteniendo el mismo ritmo de sueño, y suele dormirse alrededor de las 22h-23h y levantarse a las 8h para comer y volver a dormirse otro rato hasta las 11h. Durante el día hace dos siestas, una sobre las 15h de una media hora más o menos, y una siesta grande a eso de las 18h, de unas 2 horas, donde si le pilla la comida en medio se despierta para comer y sigue durmiendo.

Apariencia física

Los últimos datos que tengo son de la revisión de los 4 meses, donde alcanzaba los 64cm y pesaba alrededor de 6,5kg. Lleva ropa de 3-6 meses en lo que es camiseta y pantalón, y de 6-9 meses en bodys y peleles.

Es alto y delgado, y es que sin parar quieto un segundo, mucho no se puede engordar.

Gustos

Por lo pronto su gran pasión son mirar al perro y reírse a carcajadas cada vez que le ve moverse, los mordedores, un kit de animalitos para el baño que le compramos para Navidad, y su hermano. Ese niño es el más feliz del mundo viendo a su hermano haciendo locuras, saltando, corriendo o haciendo volteretas. Las carcajadas de los dos inundan la casa y a mí se me cae la baba escuchándoles.

Crianza

El día a día con él es super fácil desde el principio, y es que es un niño que se adapta a todo sin problemas, que no se queja de nada, que sólo llora cuando se asusta y se calma enseguida en mis brazos.

Se que gran parte del trabajo lo hacen mi cambio de mentalidad y estos 4 años de maestría personalizada que me ha dado mi Terremoto, un remolino de vida que nos enseña día a día todo lo que sabemos, a veces a empujones, pero que sin duda agradezco para poder llevar la bimaternidad y la racha de 11h de trabajo diarias de mi marido con entereza y positividad. Se que esta segunda crianza va a ser mejor que la primera, y será todo gracias a mi Terremoto, el mejor maestro y ayudante que me pudo haber regalado la vida.

A ver qué nos deparan los 6 meses…

Anuncios