Una nueva etapa, ¿me acompañas?

Llevo tiempo dándole vueltas a cómo hacerlo, porque quiero hacerlo bien.

¿Has tenido alguna vez la sensación de que tienes una vida de lo más común y rutinaria y no tienes nada que aportar para inspirar a nadie? Pues a mí me pasa constantemente, y es que estar 24 horas al día metida en casa sin grandes cosas que contar no ayudan a verlo diferente. Pero luego recuerdo ese email tan especial que recibí hace dos años cuando había hecho una pausa en el blog, y me vuelven todas las fuerzas del mundo para seguir. Porque si hay una sola persona que me lea y le sirve de algo lo que escribo, me doy por satisfecha.

Además de ello, misteriosamente mis redes sociales siguen recibiendo gente, el blog sigue recibiendo suscriptores pese a que estoy más desaparecida que nunca, y todo ello me da energías para seguir.

Es por eso que quiero volver a escribir. He estado dándole vueltas al tema desde hace semanas y tengo varias cositas interesantes en mente que quiero hacer. Quiero darle un giro al blog. Seguiré hablando de maternidad, por supuesto, y seguiré contando todos esos truquitos, actividades y consejos que nos solucionan muchos momentos en casa porque, si me sirven a mí, tengo que compartirlos.

Pero también quiero sacar a relucir a mi otro yo, a Maya, esa parte de mí que también tiene muchas cosas que decir y no sólo en su papel de madre. Quiero reflexionar, quiero contar cosas, compartir momentos, recordar y conectar con todos ustedes que me esperan pacientemente de un post a otro, aunque a veces sienta que no hay nadie ahí detrás.

Quiero iniciar la que sería una nueva etapa. Soy mamá de dos desde hace 4 meses y ese es el punto de partida para empezar a vivir un nuevo camino de aventuras que merecen ser contadas. Si te interesa atravesar este nuevo sendero conmigo, te espero aquí cada martes, con algún que otro jueves de post extra. Y si va bien, ya iremos viendo.

Tengo mucha ilusión y muchas ganas puestas en esta nueva etapa, tanto que se me mete hasta en los sueños. Espero que salga tal y como la imagino.

¿Me acompañas?

Por si no las tienes, te recuerdo mis redes sociales más habituales para que podamos estar en contacto por cualquier lado:

facebook Madre Maya – blog

instagram Madre Maya

También tengo Twitter pero bastante abandonado, y sinceramente me planteo cerrarlo porque es una red social que ya no me atrae. Últimamente estoy más presente en Facebook e Instagram, sobre todo esta última que se ha vuelto mi obsesión.

Si te interesa, por allí nos vemos también.

¡Gracias por seguir siendo parte de todo esto!

Anuncios