Resumen del blog: enero de 2017

Terminamos el primer mes del año aunque parezca mentira. Tanto lío con la Navidad y los preparativos de Año Nuevo y Reyes, y ya llevamos un mes cabalgando a lomos de 2017. Parece mentira.

Pero sí, hemos concluido los primeros 31 días del año, y en esta casa han sido memorables. No sólo porque seguí resfriada (desde finales de octubre) hasta pasados los primeros 20 días, sino porque desde Reyes ya me estoy sintiendo pesada y molesta. Mi cuerpo se prepara para el parto, y tengo bastantes contracciones de Braxton Hicks, molestias y pinchazos por las patadas de mi pequeño donde preferiría que no las diera 😀 . Así todo ha sido un mes muy bonito, hemos salido de unas Navidades preciosas con mi Terremoto, y disfruté mucho de tenerle en casa en vacaciones pese a mis molestias constantes y mis ganas de entrar en “modo caracol” todo el día.

Por lo demás, estoy muy contenta porque mi Terremoto parece que va ganando inmunidad frente a los males que le rondaban. Aunque se pasó resfriado casi toda la Navidad, la vuelta al cole ha sido mucho mejor, no ha vuelto a resfriarse y parece que poco a poco todo ha vuelto a la normalidad. De la mala racha de nos pilló en los últimos meses del año ya no queda rastro, y volvemos a ver la luz del sol, así que sólo por eso, enero ha sido un mes memorable, porque nos ha devuelto la tranquilidad y la calma.

Sin embargo a la vez me resulta un mes que se ha ido lento, y es que quedando tan poco tiempo ya para la llegada de nuestro pequeño guerrero, siento que el reloj no camina. Pero vamos, nada que cualquier embarazada no pueda decir de las últimas semanas de embarazo.

En cuanto al blog no ha habido mucha actividad esta última semana porque me he sentido bastante cero a la izquierda por las molestias constantes que ya asolan mi cuerpo, y pensar en sentarme en una silla es una odisea que trato de terminar lo más pronto posible.

Así todo, estoy muy contenta con los artículos publicados y la recepción que han tenido, sólo por eso merece mucho la pena el esfuerzo de seguir adelante.

Una publicación que tenía muchas ganas de hacer desde hace tiempo es sobre los juegos de mesa para pasar ratos en familia, una de nuestras actividades favoritas de los últimos meses. La dividí en dos partes, la primera con juegos válidos para niños de 3 años, que son los que tenemos desde la Navidad y Reyes del año pasado (2015-2016) y esa es la edad que tenía mi Terremoto por aquel entonces (2 y 10 meses), y la segunda con juegos para niños de 4 años o más, y que son los que hemos conseguido en esta pasada Navidad y Reyes (2016-2017).

Hay ideas para todos los gustos, pero en general son juegos educativos, de fácil comprensión y manipulación para los peques de la casa, y con contenido que podemos aprovechar para aprender muchas destrezas y trabajar conceptos. Si necesitas ideas, seguro que ambos post te sirven de inspiración.

Además de ello, tocó reflexionar sobre lo que la llegada de 2017 supone, y ante tantas listas de propósitos de año nuevo decidí escribir yo mi propio texto al respecto. El año pasado hice mi primera lista de propósitos y la concluí con más o menos buenos resultados, pero este año todo se presenta muy diferente.

Nuestra primera colaboración con Boolino del año no podía ser más espectacular, un libro-maqueta-juego sobre aeropuertos y aviones que encandiló a mi Terremoto desde el primer momento y con el que hemos aprendido un montón de cosas nuevas. Muy recomendable.

Y como no podía ser de otra forma había que hablar de este segundo embarazo y los últimos detalles que van surgiendo frente a la llegada inminente de mi pequeño guerrero.

Por supuesto, entre los preparativos finales está el bolso que llevaremos para nuestra estancia en el hospital y las diferencias que tiene éste con el bolso que preparé para mi primer parto. La experiencia es un grado y se nota hasta en esto.

Y por último, pero no menos importante, la recta final de este segundo embarazo y mis impresiones ante la pronta llegada de mi pequeño. Semana 37 de embarazo, y así veo el final del que, con casi toda la seguridad, será mi último embarazo.


Y a ti, ¿cómo te ha tratado este primer mes del año? ¿Ya tienes algún aprendizaje hecho?

Yo siento que aprendo cada día. Estos últimos meses han sido muy reveladores de forma personal, pues he tenido que enfrentarme a mi mayor miedo, que era verme enferma y sola al cargo de mi Terremoto. Me ha pasado y he salido adelante, así que me quedo con esa fortaleza interna que surge en el momento del parto y que algunas tardamos un poco en descubrir, pero siempre está ahí. Ser madre es lo mejor que me ha pasado en la vida, y cada día que pasa corroboro este pensamiento. Saber que en poco tiempo lo viviré por partida doble me llena el alma de felicidad y ansias a partes iguales. Deseando estoy de ver todo lo que nos tiene preparado el mes de febrero.

Te recuerdo mis redes sociales por si aún no las tienes: Instagram, Facebook y Twitter, aunque esta última está de capa caída desde hace bastante, a ver si logro encontrarle el encanto que nunca le he visto. Y también tengo un correo electrónico donde puedes escribirme de forma privada: madremaya.contacto@gmail.com . He de añadir que me encanta leer todos los mensajes que me envían a través del correo, porque me animan los momentos menos positivos y me ayudan a seguir tirando del carro cuando la cosa se pone fea.

De verdad, GRACIAS infinitas por estar aquí.

Un abrazo gigante, ¡nos vemos en febrero!

Anuncios