Resumen del blog: Diciembre de 2016

Último resumen de este año que ya cierra sus puertas. Yo tengo mucho que agradecerle a este año 2016, puesto que me ha traído grandes cosas y me ha puesto a prueba en muchas ocasiones, consiguiendo que entendiera que soy capaz de afrontar situaciones que jamás imaginé y salir airosa de ellas.

He tenido ocasión de seguir disfrutando de mi hijo día a día, y eso tal y como está el panorama en España es toda una fortuna para mí. Sigo estando en casa, con proyectos e intereses personales que, aunque no me dan dinero o no mucho, me hacen feliz y me permiten crecer como persona. Si tuviera que trabajar en la calle nuestra realidad familiar sería muy diferente.

He disfrutado mucho de mi familia, todo lo que he podido en el día a día y exprimiendo cada minuto durante los días libres del año, y sólo por eso todo esfuerzo y dedicación merece mucho más la pena.

Sin duda 2016 ha sido un gran año para nosotros como familia, porque hemos vivido dos momentos inolvidables en nuestra historia: la entrada de nuestro Terremoto al colegio y la revolución interna que nos ha supuesto a todos, y la noticia de que vamos a ser padres por segunda vez. Además, 2016 ha traído nuevas personas a nuestras vidas que encajan mucho con nuestros ideales, una compañía y amistad que nos viene muy bien en esta nueva etapa de nuestras vidas. Así que pese a todo lo negativo que nos ha tocado vivir, y los sueños que no se han podido realizar, el balance es muy positivo.

El mes de diciembre ha sido un mes muy especial para nosotros, hemos entrado en el tercer trimestre de este tormentoso embarazo y estamos viviendo una Navidad llena de magia e ilusión a través de nuestro pequeño. No sólo porque ya entiende mucho más (está a días de cumplir 3 años y 10 meses) y le pone el toque de magia especial a la Navidad, sino porque desde ya cuenta con su hermano para todo y a nosotros se nos cae la baba. Hace planes con él, le busca juguetes en el catálogo, pregunta cuándo falta para su llegada y está deseando que vea su colegio y a sus amigos. Yo me lo como a besos.

En cuanto al tema de compras y regalos me quedan aún unas poquitas cosas que, a mis 32 semanas de embarazo manejo como puedo. Me siento incómoda, la barriga me pesa y la columna vertebral me da calambres si estoy un rato de pie, así que pasito a pasito completo todo lo que tengo pendiente.

Hemos empezado también con los preparativos para la llegada de nuestro bebé, a lavar ropa, a comprar lo que necesitamos… y poco a poco todo va teniendo más forma. Me siento mucho más tranquila y feliz.

En cuanto al blog, las publicaciones de este mes no han sido tantas, principalmente porque estamos en época de familia y de desconectar un poco de las RRSS, y tenemos menos tiempo para leer blogs y dedicárselo al ordenador. Así todo, es un mes de reflexiones y de repasos, y ese ha sido más o menos el hilo a seguir en este mes. ¡Pasemos lista!

Como diciembre es un mes de repasos, un post haciendo lista de los propósitos de 2016 no podía faltar. En él hago una revisión de todo lo que me propuse allá por enero, para ver si he logrado cumplirlo  o no. Y me he llevado una grata sorpresa.

Revisando esa lista de propósitos me di cuenta de que comencé una sección de posts que quería compartir y me olvidé completamente de ella. ¡Mil perdones! Se trata de reseñar los libros que me voy leyendo, ya que uno de mis propósitos era leer al menos 20 durante el año, y en este mes de diciembre he publicado la segunda parte de esta serie. Una recomendación de varios libros de crianza que me ha venido de perlas durante el año.

Y hablando de libros. En nuestra colaboración habitual con Boolino hemos conocido un nuevo ejemplar, Soy un caballo, un libro que me ha encantado por su mensaje principal. Se trata de un libro de superación personal, de fuerza interna y de autoconvencimiento para lograr lo que te propones en la vida. Ha entrado directamente al Top 10 de nuestra librería.

En estas fechas familiares y las vacaciones de los peques dan ganas de preparar más cosas con ellos, de decorar la casa y de vivir la magia de la Navidad a tope. Y este mes hablé de eso, de cómo mi hijo me ha cambiado el espíritu navideño y por él tengo más ganas de decorar y vivir la Navidad de forma especial, de crear tradiciones y recuerdos de familia.

De cara a sus vacaciones de Navidad preparé actividades para hacer juntos, para seguir aprendiendo y repasar lo aprendido en el cole, porque se ha convertido en su pasión. Le gusta aprender y lo hace rápido, así que demanda mucho contenido con rapidez. Es por eso que le he creado juegos caseros para seguir aprendiendo en casa, y también un cuadernillo con actividades para hacer en estas vacaciones de Navidad. Ambos incluyen descargables para que puedas imprimirlos gratis en tu casa y tenerlos tú también, y es que nunca viene mal tener recursos e ideas para aprender con ellos.

Y por último pero no menos importante toca hacer repaso completo del año, reflexionar sobre lo aprendido y marcar nuevas pautas para seguir mejorando poco a poco. Y tú, ¿qué has aprendido de 2016?


Hasta aquí llega mi último repaso bloguero del año, un post sencillo pero lleno de reflexiones y mensajes positivos con los que empezar 2017 con buen pie. Ya sólo nos queda partir el año, despedir a 2016 con cariño y dar a 2017 la bienvenida y las espectativas que merece. ¿Ya tienes claro lo que le vas a pedir?

Por mi parte no puedo irme sin darte las gracias por acompañarme un año más, por ser parte de esta pequeña aventura que cobra sentido con cada visita, cada email y cada comentario, y que estoy muy feliz de poder contar contigo en 2017 y vivir mano a mano las aventuras que nos tiene preparadas.

Te recuerdo mis redes sociales por si aún no las tienes: Instagram, Facebook y Twitter, mi email para que podamos estar en contacto de forma más privada (madremaya.contacto@gmail.com) y que puedes suscribirte a este blog para recibir cada nuevo artículo en tu correo electrónico sin perderte uno sólo. Para eso sólo escribe tu email en la casilla que dice “Suscribete al blog” y que encontrarás al final de esta página.

Tanto si acabas de llegar como si ya llevas tiempo, GRACIAS por estar aquí. Te deseo un Feliz Año 2017 cargadito de sueños hechos realidad, buenas noticias y sonrisas sinceras. Yo, como siempre te espero aquí un año más.

¡NOS VEMOS EN 2017!

Anuncios