Preparativos para empezar al cole

Se acerca la fecha, en nada nos estrenaremos en esta aventura de empezar al colegio, y tenemos sentimientos encontrados ante esta nueva etapa. Sabemos que irá bien, mi Terremoto está ilusionado, pero su padre y yo no sentimos lo mismo.

Durante el mes de agosto empezamos a preparar esta nueva etapa, que no se trata sólo de comprar los útiles necesarios para el colegio, sino también de prepararle a él. Pero vamos por pasos.

En cuanto a las cosas que necesitará, en cada colegio actúan de una forma diferente, y son ellos quienes nos van decir lo que tenemos que llevar. Por eso cada caso es un mundo, sin ir más lejos nosotros no tenemos que comprar libros (porque no los usará) ni materiales (porque damos una cuota inicial con la que las maestras se organizan durante el curso para comprar lo necesario), así que me olvido de grandes gastos. Pero así todo, hemos hecho nuestras compritas inevitables, y hoy quiero hablarles de lo que he tenido en cuenta a la hora de conseguir todo aquello que yo creo que más o menos todos necesitaremos.

En primer lugar, la MOCHILA.

PicsArt_08-28-03.06.16

Para mi era fundamental que la eligiera mi Terremoto, ya no sólo para que fuera a su gusto, sino para que esta decisión reforzara su entrada al cole. Está claro que hay precios de todo tipo, con lo cual es esencial darse primero un paseo por varios sitios para comprobar cuánto nos va a salir la broma y el día de comprarla ir a tiro hecho a la tienda que más se ajuste a lo que buscamos, atendiendo a la relación calidad-precio, claro está.

En este caso, a nosotros nos dieron indicaciones: una mochila de tamaño medio (donde quepa una muda de ropa, el baby y la comida, cosas que llevarán a diario) y sin carrito.

Ajustándonos a esto pensamos que la mochila realmente no va a ser pesada porque su contenido no es gran cosa, así que tampoco era necesario que fuera de una marca ultra resistente, pues si se llegase a romper (aunque incidiremos en la importancia de su cuidado, claro está), podremos comprar otra más adelante.

Así pues, fuimos a la tienda elegida por descarte donde mi Terremoto vio todos los modelos entre los que podía optar (según tamaño y que no tuvieran carrito) y él escogió la que quiso. Se la probó allí mismo y él fue quien decidió que la elegida era esa. Su padre y yo nos limitamos a mirar.

Esto me pareció fundamental porque recuerdo mi época pre-vuelta al cole y lo importante que era para mi que me dejaran decidir las cosas que YO y nadie más que YO iba a utilizar, y no siempre era así. Vale que no todo se podía comprar, pero que eligieran por mi las libretas, las carpetas y hasta la mochila me hacía sentir un cero a la izquierda en temas que sólo me incumbían a mí. Es por eso que quiero que mi hijo siempre tenga ese derecho a decidir dentro de unos requisitos, claro está.

Lo segundo, la ROPA y el CALZADO.

Él utilizará uniforme deportivo, aunque es sólo es obligatorio para cuando haga excursiones. Así todo lo utilizará en combinación con otras prendas para el día a día. Eso lo hemos decidido su padre y yo porque es algo que a él le da realmente igual, nunca ha puesto importancia en la ropa, pero sí en los zapatos.

En cuanto a ropa, optamos por prendas cómodas, de tipo deportivo y prácticas (que él se pueda bajar y subir sin problemas a la hora de ir al baño, cosa difícil de encontrar por la cinturilla de avispa que tiene) y calcetines oscuros (porque estará bastante tiempo descalzo). Por ropa cómoda me refiero a prendas que no den calor, ya que él de por sí es caluroso y no para quieto, y que no tengan adornos o detallitos salientes que puedan molestarle a la hora de rodar por el suelo mientras juega.

PicsArt_08-28-02.56.53

Los zapatos nos pidieron que fueran de cierre sencillo para brindarles autonomía, y es algo que habría hecho aunque no me lo hubieran dicho. Es por eso que optamos por modelos con cierre de velcro y otros que no llevan cordón, tan sólo un elástico por lengüeta que se ajusta perfectamente al pie. Ambos escogidos en modelo y color por él.

También tiene que llevar un baby, así que nos fuimos a la tienda y le dejamos escoger entre los modelos existentes.

El tercero, la HORA DE LA COMIDA.

Mi Terremoto es un niño bastante independiente, con lo cual quiero que también en el colegio sea capaz de hacer las cosas por sí mismo sin tener que esperar a que nadie se lo haga. Y esto influye también en la hora de la comida: un segundo desayuno que tendrán a media mañana.

Le he comprado dos tuppers que serán únicos y exclusivos para él en una tienda de cosas del hogar. Pues bien, para dar con los ideales nos hemos recorrido el pasillo abriendo tuppers uno a uno, a ver cuál era más sencillo para él y cuál se le resistía más. Finalmente, decidió que los más fáciles de abrir eran estos de la izquierda, con cuatro pestañas que sujetan la tapa a prueba de cualquier escape.

PicsArt_08-28-03.04.10

Y esto para mí es importante, porque quiero que lleve comida casera y que sea lo más equilibrada posible, de forma que tendrá fruta, sándwiches, bollería casera y opciones similares.

Quiero que cuando llegue el momento de comer pueda abrir su tupper y empezar a comer sin tener que esperar a que la maestra se lo haga. Que no sería un problema, pero es algo que está acostumbrado a hacer en casa y me gustaría que no cambiara mucho en el colegio para que no se sienta “perdido”.

Además el pack para comidas incluye un porta sándwiches y una botella para agua que ya tenía desde Navidad. Aunque no tiene que llevar agua a diario (sólo un vaso para beberla allí), utilizará la botella para las excursiones que haga.

El cuarto, la IDENTIFICACIÓN.

Ya he hablado de este punto, pero cabe mencionarlo también en este post.

Para mí, que mi hijo pueda reconocer sus pertenencias sin problema es esencial. Por esta razón, todos sus útiles irán marcados de dos formas diferentes: la ropa, los útiles de la comida, los zapatos, la mochila… todo irá marcado con pegatinas personalizables que él mismo ha escogido.

Ya saben que las he conseguido a través del Sello de Calidad de Madresfera: Stuck On You (tienes el enlace al post más arriba), pero igualmente él las ha escogido. Cuando yo hacía mi pedido le enseñé todas las opciones y, sentado conmigo en el ordenador, escogió las que más le gustaban.

Esto me parece fundamental para mejorar su autoestima y para que se sienta útil ante este cambio tan grande en su vida.

Otros útiles como la bolsita del baby, el baby y algunas cosas que sólo las verán dentro del colegio estarán marcadas con los pins de Iberpin que tanto me gustan. Tengo algunas opciones con foto y otras con texto, pero en este caso sólo utilizaré los pins con foto para que él pueda reconocer sus objetos sin problema. 

PicsArt_08-28-04.36.33.jpg

Iberpins con la foto tapada

Y por último, pero no menos importante (de hecho para mí es lo primero) es la PREPARACIÓN PERSONAL.

No hablo sólo de la predisposición mental, de la positividad y la actitud familiar ante la nueva fase, sino de su realización personal como individuo.

Para trabajar esto me estoy esforzando en enseñarle cositas que necesitará para esta nueva fase: corregir esos fallitos que aún comete al vestirse, aprender a ponerse los zapatos desde cero (es decir, incluso sacando el velcro de los ojales y metiéndolo de nuevo), aprender a abrir paquetes y botecitos que podría ponerle en la comida del colegio, controlar su higiene cuando va al baño (esto es, limpiarse correctamente y lavarse siempre las manos), aprender a sonarse

Se que hay personas que le pueden ayudar, y no es problema que lo hagan, pero siento que cuanto más autonomía pueda tener el pequeño a la hora de defenderse sin la ayuda de un adulto (en este caso yo que estoy 24h con él), mejor será su adaptación a esta nueva etapa. Igualmente ya nos han dejado claro que en este curso se dedicarán en gran parte al desarrollo personal de los niños, pero no está de más que algunas cositas las lleve aprendidas de casa.

¿Qué te ha parecido? ¿Qué preparativos has llevado a cabo a la hora de entrar al colegio por primera vez?

Anuncios