Resumen del blog: Junio de 2016

Este resumen es el que menos quería escribir, y es que hablar del fin de junio es hablar del fin de nuestro mes de vacaciones, que se nos ha ido en un suspiro. Cierto es que no me quedo con mal sabor de boca, pues no siento que lo hayamos desaprovechado como otros años anteriores, pero es inevitable sentir tristeza al decirle adiós. Se que a todos nos pasa, aunque si al menos tuviéramos los fines de semana libres la situación sería diferente. Pero no, si me sigues desde hace tiempo sabrás que en esta casa se libra únicamente los miércoles, llueva, truene, sea festivo o no. Un día a la semana durante todo el año, y no hay más.

Así que sentir que volvemos a eso me trae una tristeza inevitable, pero es lo que toca. Lo bueno llega a su fin y volvemos a la rutina.

Aún así, enfocamos esta “rutina” de forma diferente, pues además de que seguimos en verano y podemos aprovechar algún rayito de sol más, se acerca una época de cambios emocionantes que estamos deseando vivir.

Por un lado, mi Terremoto empieza el colegio en septiembre, y desde ya estamos mirando cositas para ir comprando. Él está muy emocionado con mirar cosas para su colegio, y nosotros también. Así que poco a poco nos vamos preparando y concienciando para esta nueva etapa de nuestras vidas.

Y por el otro lado, ¡vamos a ser cinco en casa! (El perro siempre cuenta 😉 ) Si no lo sabes ya, estoy embarazada de 1 mes aproximadamente, y también ha habido cambios en casa con respecto a esto desde ya.

Mi Terremoto aún duerme con nosotros en su cuna de colecho, y así seguirá siendo mientras él quiera. El tema es que nuestra habitación tiene el tamaño justo, y no nos entra otra cuna. Así que llevamos ya tiempo dándole vueltas a la situación a ver cómo podemos encontrarle hueco al bebé, pues aunque dormirá con nosotros, me da respeto que desde tan pequeño duerma en la misma cama por si le aplastamos. Tras muchas conversaciones descubrimos que ganábamos algo de espacio si recolocábamos la cama y la cuna (el mueble es empotrado), pero ganamos espacio sólo para una minicuna. Aún así, es todo lo que necesitamos por el momento, en el futuro ya se verá. Así que ya hemos ido de tiendas, ya hemos encontrado la que buscaba en concreto (pues la quiero de madera y que sea de colecho, y no todas las minicunas lo son) y en unos meses la compraremos.

Con este frente, se añaden nuevos posts al blog, ya no sólo los temas habituales sino también todo lo referente a la entrada al colegio y el avance de este segundo embarazo que, con todo lo que se viene, siento que se me va a ir en un suspiro.

Espero que les guste y que se queden conmigo 😉

Por lo pronto, este mes pese a estar de vacaciones, el blog ha tenido un contenido nada despreciable, pues muchos de los posts vienen genial para enfocar este verano con ganas y conseguir que sea inolvidable para nuestros hijos. Ha habido de todo, ¡vamos a verlo!

Convertirte en madre saca a relucir aspectos de ti misma que no conoces, pero lo mejor para mi de ser madre está siendo la gran revelación que me produce este rol. Y es que mi hijo es un pequeño maestro que me enseña más de lo que yo tengo que enseñarle a él, y en muchos momentos del día me descubro embobada mirándole emocionada avanzar en la vida sin que nadie le diga nada. Ya lo conté a modo de reflexión en el post titulado la sabiduría de los niños. Y es que, desde que soy madre siento que no tengo más que sentarme y observarle, verle aprender de la vida y aprender con él.

Además de eso, he reflexionado mucho acerca de lo que opinan los demás, de esa gente que emite juicios de valor sin que nadie se los pida, y que no siempre nos gusta que lo hagan. Al menos, a mi no, pues siento que la sociedad está llena de prejuicios que no quiero que mi hijo adquiera, por su propio bien y por el bien de la misma sociedad en el futuro.

E incluso me he descubierto a mi misma analizando a los padres que me encuentro en los parques. No lo hago a modo de crítica, pero me gusta observar a la gente que tengo a mi alrededor para obtener detalles de ellas que me pueden ayudar a mí en la vida. Tanto si las acciones de los demás me gustan como si no, las observo y las analizo, algunas para intentar adaptarlas en mi vida si veo que me vendrían bien y otras que me ayudan a reafirmarme en que no las quiero ni para mi ni para mi hijo.

Y por supuesto, una reflexión que hago constantemente es sobre la relación que hay entre mi hijo y mi mascota. Dando que yo soy hija única y nunca tuve la mascota que siempre anhelé y rogué a mis padres, me enorgullece ver a mi hijo disfrutando de nuestro perrito, atendiéndole, protegiéndole y cuidándole. Para mi, uno de los mejores regalos que puede tener un niño es crecer con su perro y aprender a valorarles como lo que son, pequeños seres indefensos aparentemente pero que están siempre dispuestos a velar por sus humanos, a cuidarles, a acompañarles y a animarles cuando las cosas no van bien.

Además de tanta reflexión, las vacaciones dan para mucho, sobre todo para jugar y pasarlo bien. Es por eso que hice una gran recopilación de actividades para hacer con globos y poder disfrutar tanto del aire libre como del tiempo dentro de casa. Incluye además ideas para decorar con globos de helio las fiestas de verano, las meriendas y las celebraciones que puedas tener en esta época. Es un artículo que guardo como oro en paño, pues me aporta un montón de ideas cuando no podemos salir y mi peque se aburre.

Nos hemos ido de compras para completar el armario de nuestro Terremoto, y hemos conseguido una buena cantidad de prendas por muy poco dinero para afrontar el calor. Si necesitas comprarles algo, este post te vendrá genial para coger ideas.

Y por último, pero no menos importante, también nos hemos ido de viaje. Han sido cinco días intensos que nos han recargado las pilas por completo para afrontar mejor esta nueva etapa que mañana comienza. Por eso, publiqué un artículo dando trucos e ideas para hacer la maleta cuando viajas con niños y evitar llevar toda una mudanza contigo. Cuando viajamos con niños es imprescindible tanto el ahorro de equipaje como el ahorro económico, y como en esta casa el ahorro es premisa indispensable, también te puede venir bien un post del mes pasado para organizar tus vacaciones familiares con poco dinero.


Hasta aquí llega el mes de junio, el próximo mes se acerca con nuevas sorpresas nuevo contenido y muchas ganas.

Si quieres leer sobre algún tema en concreto no dudes en pedirlo, al igual que si quieres contarme algo de forma privada, tienes el email del blog a tu disposición madremaya.contacto@gmail.com.

Podemos estar más en contacto a través de las redes sociales, y en todas me encuentras como Madre Maya. Te dejo los enlaces directos a Twitter, a Facebook, a Instagram, a Google+ y también a Pinterest.

En Instagram estoy siguiendo el Proyecto366, así que si quieres curiosear, por allí te espero.

IG Junio.jpg

Anuncios