Actividades para el verano y decoraciones ¡con globos!

Si hay algo que siempre me ha gustado son los globos. Para mí es uno de los inventos más entretenidos, baratos y fáciles de encontrar que podemos darles a nuestros hijos. Y no sólo para ellos, ¡que nosotros también pasamos nuestros buenos ratos jugando con globos cada vez que inflamos uno en casa!

Es evidente que no están hechos para los más peques, o al menos, no en todas las formas en las que se los podamos dar, pero un globo bien inflado y bastante grande es un gran llamativo para un bebé, y muy estimulante también. Tengan la edad que tengan, sólo tenemos que supervisarles en todo momento.

En este post de hoy te quiero dar algunas ideas de juegos que podemos hacer con nuestros hijos ahora que llega el verano y tenemos más tiempo libre para pasar buenos ratos. Hay ideas de juegos tanto dentro de casa como al aire libre, y algunas decoraciones que se me ocurren para que algo que tanto atrae a los niños nos acompañe también en momentos especiales.

Muchas de las actividades propuestas suponen hacer equipos o ver quién consigue más que quien, lo que no significa que haya que fomentar la competitividad. Hay que competir con nosotros mismos, para superarnos cada día, pero competir con los demás nunca tiene sentido, porque siempre hay una parte que se siente mal, y esa no es la finalidad del juego. Aunque uno termine teniendo más “puntos” que el otro, eso no significará nada, así que de nosotros depende darle un buen sentido al juego 😉 .

Hay actividades para diferentes edades, para que puedas coger ideas de aquí o de allí según la edad de tus hijos. ¡Espero que te sirvan!

Vamos paso a paso.


Actividades con globos

(dentro de casa)


PicsArt_06-07-11.29.57

Imágenes obtenidas de Pinterest

Estas actividades valen para cualquier época del año, así que nos vienen genial incluso para esos días de lluvias en que no podemos salir de casa. Sólo necesitamos una buena cantidad de globos ¡y ganas de reír!

  1. Estallarlos sentándose en ellos. Mítico juego con el que todos nos hemos dado buenos culazos en el suelo, y hemos terminado con agujetas de tanto reír. Podemos hacer equipos: sólo niños, niños y adultos, con amigos de nuestros hijos, con primos… (no hace falta reunir demasiada gente, son ideas para quien tiene un hijo sólo como yo). Inflamos globos (de dos colores para que cada equipo tenga el suyo, o de varios colores pero la misma cantidad para ambos, que los colocaremos en una cesta o sitio concreto de forma que no se dispersen y se mezclen). Y sólo nos falta poner un cronómetro, irnos turnando y ver quién estalla más cantidad de globos en el tiempo establecido. ¡Risas aseguradas!
  2. Tenis. Esta es una de esas actividades que se hacen en un momento, y que vienen genial para empatar un rato en el que nuestros hijos están aburridos y no tenemos mucha idea de qué ofrecerles. Basta con coger dos platos de los de usar y tirar, y usarlos como raquetas. Podemos pegarles unos palitos para que hagan de mango si tenemos, e inflar un globo para que sea la pelota. Hay que tener en cuenta que cuanto más aire le pongamos al globo, más volará y hará el juego más sencillo para nuestros hijos. De esta forma podemos adaptarlo a sus edades 🙂 .
  3. Juego sensitivo. Este juego no lo he hecho nunca, pero es uno que tengo apuntado para hacer durante las vacaciones. Me gusta porque es algo que se puede adaptar a todas las edades. Consiste en rellenar diferentes globos con contenido de distintas texturas: arroz, lentejas, garbanzos, arena, gel de ducha… ¡lo que se te ocurra! La idea es llenarlos para hacer pequeños saquitos, anudarlos y, con los ojos vendados, tratar de adivinar qué es su contenido. Y digo que se puede adaptar porque un niño de un año no te va a decir que son garbanzos, pero le sirve de juego de estimulación, para masajear, trabajar la musculatura de las manos, descubrir nuevas sensaciones…; los niños de 3,4 años posiblemente no sepan decir a ciencia cierta qué es, pero sí pueden describir lo que perciben: son granos pequeños o grandes, si se pueden amasar o el contenido es duro, etc.; y los más mayores sí podrán decir qué es e incluso hacer de la actividad un juego anotando puntuaciones por los aciertos.
  4. Adivinar canciones. Este juego está pensado para hacer con niños más mayores, y se trata de inflar globos pero no anudarlos, sino sujetar la boquilla por ambos extremos, de forma que el aire no se pierda e ir dejándolo escapar poco a poco mientras que, con ello, emitiremos una canción conocida. ¡Quien más canciones consiga adivinar es el que mejor oído tiene!
  5. 1, 2, 3…¡responda otra vez! Este juego lo he visto en Youtube y es algo que quiero hacer en familia cuando mi hijo sea más grande. Para ello necesitamos trabajar con helio, porque es el típico juego de hacer cambiar nuestras voces aspirando el helio del globo. El juego consiste en que una persona tiene que aspirar el aire y mientras tanto las demás le van a dar un tema concreto, y ésta tiene que ir diciendo palabras relacionadas con el tema lo más rápido posible hasta que se le acabe el helio y su voz vuelva a la normalidad. Ejemplo de temas: animales, muebles de la casa, colores, comidas, bebidas, países… Nos puede servir incluso para que nuestros hijos practiquen ciertas temáticas que estén trabajando en el colegio 😉
  6. Tambores. Para los más pequeños, podemos hacer tambores con tuppers cilíndricos, latas que no corten o cualquier cubo que nos sirva para ello. Sólo tenemos que cortar la boquilla y cubrir el extremo abierto de la lata con el globo, de forma que el globo imite el cuero de los tambores. Podemos sujetarlo con un hilo alrededor de la lata para que no se salga y con dos palos ¡hacer música!

Actividades con globos

(al aire libre)


PicsArt_06-07-10.24.19

Imágenes obtenidas de Pinterest

Se acerca el momento perfecto para hacer todos estos juegos: buen tiempo, calor y aire libre. Si tenemos jardín o terraza tenemos el sitio perfecto para los juegos, aunque también podemos irnos a un merendero y buscar una zona donde no molestemos a nadie, en el campo, en la playa…

Estas actividades se pueden utilizar si tenemos un cumpleaños que celebrar en esta época, incluso haciendo una gimkana combinando las diferentes actividades. Sólo avisa a los invitados que traigan bañador o una ropa de cambio 😀 .

  1. ¡Diana! Podemos utilizar un tablero para colocar en él muchos globos inflados. Con unos dardos (en los chinos los consigues baratos), toca hacer equipos e intentar estallarlos desde un punto determinado de distancia. Dependiendo de la edad de los niños se pueden hacer distinguir por colores, se puede dar puntos a los globos según su colocación… Algo que se me ocurre es utilizar globos iguales (a ser posible oscuros) y darles diferentes rellenos (aire, agua, arena, trozos de papel…). Se puede dar una puntuación a cada contenido, o incluso que si se pincha alguno con determinado contenido se pierdan puntos.
  2. La patata caliente ¡de agua! Supongo que a esto hemos jugado todos, pero si no, nunca es tarde para jugar a ello, de hecho es una forma genial de refrescarse en verano. Consiste en llenar muchos globos con agua, anudarlos y ponerlos en una cesta de donde se irán cogiendo. Los jugadores se colocarán en círculo, separados a 1m de distancia aproximadamente (dependerá de la edad de los jugadores), y el juego consiste e ir pasándose un globo lleno de agua de uno a otro hasta que el globo estalle. El que se empape está eliminado, y los jugadores se recolocarán sin que el círculo se acorte, complicando más la cosa. El ganador será el que haya sobrevivido seco a la cesta de globos. Nota: es un juego perfecto para hacer a media tarde en la playa, cuando no queda casi nadie 😉 ¡muy recomendado!
  3. La piñata de agua. Un juego similar al anterior. Consiste en llenar globos igualmente pero atarlos a un sitio alto (un árbol está perfecto) y darle palos hasta que estalle. Se pueden poner tantos globos como participantes haya de forma que cada uno tenga un globo y un palo, y jugar a ver quién estalla primero el suyo. Para niños más grandes es mejor hacerlo con los ojos cerrados, porque aumenta la tensión. Eso sí, recuerda dejar espacio considerable entre los jugadores para que nadie reciba un palazo ajeno.
  4. Bolos caseros. Este último es un juego que podemos hacer entre todos y es súper entretenido. Consiste en llenar botellas vacías de arena (sólo un poco, lo suficiente para que no la tire el aire), y hacerlas caer con bolas hechas con globos. Para hacerlas sólo tenemos que rellenar un globo con arroz, garbanzos o lo que tengamos a mano y darle un diámetro generoso pero que nos quepa en una mano. La anudamos y cogemos otro globo al que le cortaremos la boquilla y lo pondremos alrededor del que ya es una bola (como si quisiéramos meter uno dentro del otro). De esta forma lo reforzamos para que no se rompa.
  5. Petanca. Similar al anterior. Hacemos varias bolas como las anteriores (por ejemplo tres por participante) y o bien hacemos una mucho más pequeña o cogemos una pequeña pelota de ping pong o similar que ya tengamos. La técnica consiste en lanzar primero la pequeña y, donde caiga, ir tirando por turnos las nuestras propias, de forma que el jugador que más consiga acercar una de sus bolas a la pequeña gana la partida. Lo ideal es hacer un campo de juego alargado, como las “calles” de los bolos.

Todos estos juegos son ideales para hacer para los cumpleaños de nuestros hijos, para una primera comunión, para las reuniones familiares con primos y demás o para un rato de familia. Terminar el día empapados y con dolor de barriga de tanto reír ¡es lo mejor!


Decoraciones para eventos

(con globos)


PicsArt_06-07-12.41.15

Imágenes obtenidas de Pinterest

Estas decoraciones están pensadas para bautizos, cumpleaños, o cualquier celebración especial que tengamos. Para hacerlas necesitas helio, porque lo bonito del invento es que el globo flote y ayude a decorar la estancia. Algo que siempre ocurre es que cuando piensas en globos con helio nunca sabes dónde conseguirlos, o al menos yo ahora mismo no sabría de un sitio cerca donde poder llenar los míos. Sin embargo, como todo en esta vida puedes conseguirlos por Internet y recibirlos en tu casa en pocos días. En www.comprarhelioparaglobos.com puedes comprar las bombonas sueltas (para 30 globos o para 50) o bien comprar el set de bombona + globos de diferentes tipos: brillantes, tono pastel, decorados, con formas, con led… ¡infinidad de opciones para que encuentres la tuya! En 24-48h laborables los recibes en tu casa y ya puedes empezar a crear las decoraciones que necesites.

  1. Para decorar un local completo. Si vas a realizar un bautizo, comunión, boda… y vas a utilizar un local para celebrarlo, una opción genial es llenar el techo de globos siguiendo los colores que hayas elegido para la ocasión. Tan sólo necesitarás llenarlos con el helio, anudarlos y soltarlos, de forma que todos se vayan acumulando en el techo.
  2. Para distribuir a los invitados. Tanto en un evento grande tipo boda, bautizo o comunión como en un cumpleaños, normalmente distribuimos mesas para que los invitados se sienten a comer. Si tu intención es distribuir a las personas por mesas, indicándoles dónde se deben sentar, puedes poner una cesta como centro de mesa (con los cubiertos, el pan o servilletas…) y poner un globo inflado con helio como si la cargara (como un globo aerostático en miniatura). En el globo puedes escribir el nombre de los invitados que irán en esa mesa y así se verá de lejos y no habrá confusiones. Eso sí, cuida que la cesta por sí sola sujete al globo, ¡para que no salga volando una vez esté vacía!
  3. Para regalar a los niños invitados. Cuando celebramos un evento donde nuestros hijos son los protagonistas, y hay más niños invitados, solemos tener detalles con todos ellos. Es por eso que podemos hacerles una bolsita de golosinas y un pequeño recordatorio del evento (tipo “recuerdo de mi primera comunión”). Para ello lo ideal es distribuir una mesa sólo para esto, poniendo las bolsitas en ella y anudando a cada bolsa un globo con helio donde habremos escrito el nombre de su destinatario. De esta forma cada niño tendrá el suyo y sabrá cual es. Eso sí, se justo en el reparto de detalles 😉 .
  4. Como carteles. Utilizando la técnica de rellenar un globo con helio y escribirle una palabra concreta, podemos utilizarlos como carteles, para poner en la calle  y que los invitados encuentren el sitio de la celebración o para atarlos a una mesa y que hagan de carteles para que los invitados sepan qué hay en cada sitio. Se verá desde lejos y nadie evitará levantarse por vergüenza a no encontrar lo que busca. Por ejemplo: mesa para dejar regalos, mesa de dulces, zona de bebidas…
  5. Para hacer decoraciones en concreto. Flores, personajes que formen parte de la temática del cumpleaños, etc… Al hacerlos con helio y conseguir que se mantengan por si solos en el aire, dan mucho juego a la hora de personalizar aún más la decoración de tu evento.
  6. Para iniciar un día especial. Esto es algo que quiero hacer dentro de algunos años para darle alguna noticia especial a mi hijo (un viaje sorpresa, un regalo gordo…). La idea consiste en llenar globos con helio de forma que estén en el techo y, colgando de ellos, un hilo con una nota, intentando que ésta quede aproximadamente a la altura de la cara de nuestro hijo. Pondremos el primero en su habitación, para que sea el primero que vea al despertar, y la nota de este primer globo debe darle las pistas necesarias para que encuentre el globo nº2, que estará igualmente suspendido. De esta forma, y utilizando la técnica que queramos, pistas claras, enigmas, sumas o restas… le iremos guiando hasta el globo final. Este globo final tendrá que estallarlo, porque dentro estará la sorpresa: la noticia que le íbamos a dar, la localización concreta del regalo estrella que queremos darle… Me parece una forma preciosa de empezar un día especial. Imagínate que tienes 9 años, que hoy es tu primera comunión y tus padres te regalan una bici nueva. Encontrarla por la mañana con estas pistas y por la tarde tener una gran celebración con todos tus amigos harán el conjunto de un día maravilloso. Nota: me parece una idea genial para comunicarle a nuestro hijo que va a tener un hermanito, puesto que en cada nota podemos ponerle frases bonitas que le motiven ante la nueva situación: “hay una personita especial que quiere conocerte”, “sabemos que va a estar muy feliz de que estés a su lado”, “estamos muy orgullosos de ti y también de él”…y al final le daremos la gran noticia. Seguro le ayudará a tomarse el cambio con más ilusión, si cabe.

 

¿Qué te han parecido estas ideas? Los globos y los niños son una combinación perfecta, ¿se te ocurre algo más que inventar con ellos?

Anuncios