Tradiciones familiares

Tradiciones familiares

Si hay algo que define a una familia, mas que su cantidad de miembros, es la unión entre ellos, lo que representan juntos y lo que cada uno supone para los demás.

En casa siempre hemos dicho que somos un equipo, siempre dispuesto a levantar al que cae y siempre presente en los momentos que afecten al otro. Y hablo de mi familia, la que estoy creando junto a mi MaridoBello, la que me acompañará siempre, porque está claro que la verdadera familia es la que tú inicias, no de la que vienes.

Es por eso que mi marido y yo creemos en las tradiciones, en crear nuevos recuerdos nuestros, en empezar desde cero a iniciar nuestras costumbres y los valores de nuestra familia. Y es que siento que no hay nada que nos una mas que conservar ese recuerdo con los años, y dentro de un tiempo echar la vista atrás y revivir todos esos momentos.

Nuestra primera tradición surgió esta Navidad pasada. Hasta entonces lo hacíamos diferente, pero ya cansados de los malos momentos que vivimos durante el año por culpa de la familia de origen, decidimos que la noche de Navidad iba a ser nuestra, así que ya no vamos a ninguna casa a cenar. Cenamos juntos en casa, nuestra familia, los componentes de nuestro equipo, y ya después, salimos a visitar a los mas allegados. Y oye, tan felices que fuimos con nuestra decisión, sin pesares, sin el qué dirán, sin el qué pensarán. Solo nosotros y nuestra decisión, y vaya que si se vive mejor así.

Nuestra segunda tradición es referente a la celebración del Día Internacional del Libro. Como en casa adoramos la lectura y nuestro Terremoto va por el mismo camino, hemos decidido celebrar este día adquiriendo un nuevo libro para cada uno. Encima lo hacemos con un componente de solidaridad, pues los conseguimos de segunda mano, a cambio de comida no perecedera que se enviará a quien lo necesita. Así que, 2×1.

Y otra tradición que quiero instaurar, que me hace ilusión seguir, es elegir un lugar que nos haga sentir especiales para hacernos una foto anual e ir viendo poco a poco como cambiamos. He visto muchos ejemplos sobre esto y me encantaría tener ese recuerdo, sólo nos falta encontrar el lugar para hacerlo.

Siento que las tradiciones son un buen recuerdo que les podemos dejar a nuestros hijos, porque es algo que hemos creado nosotros, pensando en nuestros valores, y que no nos lo obliga nadie, sino que lo hacemos porque queremos y porque lo sentimos necesario.

Creo que es una buena forma de transmitir valores a nuestros hijos, el forjar sentimientos y emociones propios de la familia y sentirse parte del equipo es algo de lo que enorgullecerse, y para eso tenemos las tradiciones.

Seguro que en el futuro las recordamos con cariño, y serán el tesoro más preciado  de nuestro hogar, nuestra familia.

¿Que opinas de las tradiciones? ¿Tienes alguna? Si las tienes, ¿las has creado tú o las has adoptado de tu familia de origen? ¡Cuéntame en los comentarios!

Anuncios