El libro de mi infancia: Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento. #MadresferaBooks

Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento. Úrsula Wölfel

(Hace poco menos de 20 años que yo descubrí este libro, y aunque hoy tiene varias portadas más actuales, prefiero poner la que me encandiló por completo. Imagen de AbeBooks)

Se acerca el Día del Libro, y con este post quiero aportar mi granito de arena a la búsqueda de nuevas ideas que leer con nuestros hijos.

En este caso, hago esta reseña para formar parte del Proyecto #MadresferaBooks, un Carnaval de posts con motivo de este día, para hacer una selección de nuestros libros favoritos, y que consideramos importantes para nuestros hijos.

En mi caso tengo varios que me han marcado, tanto de niña como de no tan niña. Sin embargo, hay uno que me marcó por completo cuando lo leí, y que deseo encontrar para leérselo a mi hijo cuando sea algo mayor.

Se trata de Zapatos de Fuego y Sandalias de Viento, de Úrsula Wölfel, y publicado por Ediciones Noguer. Data de 1962, por el cual Úrsula recibió el Premio Alemán de Literatura Infantil.

Esta maravilla de la escritura tiene un mensaje ejemplar, que se obtiene tras vivir una experiencia inesperada pero muy deseada, que cambia la vida del protagonista, y también del lector.

Sinopsis.

El protagonista del libro es Tim, el hijo de una familia muy humilde pero feliz de tenerse unos a otros. Su familia se compone de su padre, un zapatero que se dedica a remendar zapatos, y de su madre, ama de casa. Tiene lo básico para vivir, pero Tim quiere cambiar. Quiere dejar de ser pequeño y gordito para que los niños dejen de reírse de él. Por eso, su mayor sueño es emprender un viaje lejos a lomos de un caballo y perderse de su realidad.

Es por eso que, para su cumpleaños, Tim recibe un regalo que no espera: un par de zapatos para niño, un par de zapatos para hombre, y dos mochilas. Su padre le ofrece vivir una aventura los dos solos, estilo mochilero, donde aprender de la vida, donde conocerse uno al otro y conocerse mejor a sí mismo.

Mi opinión personal.

La vida te cambia después de leer este libro. Te enseña a valorar lo verdaderamente importante de la vida, te ayuda a entender lo que te rodea, y te dan ganas de cogerte una mochila, dejarlo todo atrás, y lanzarte a vivir la vida.

Este libro estaba en la biblioteca de mi colegio, lo descubrí con 9 años, y recuerdo que era el que siempre cogía. Este y otro más; los entregaba y volvía a sacar este y otro diferente. Todo por miedo a que alguien se lo llevara y no verlo más. Se convirtió en una verdadera adicción, y a día de hoy recuerdo todo lo que me transmitió con gran cariño. Es por eso que quiero que este libro, sin duda, sea parte de la historia de mi hijo, tal y como lo es de la mía.


Si quieres conocer otras propuestas del Proyecto #MadresferaBooks aquí tienes todos los posts que participan en el Carnaval.


¿Tienes algún libro que haya marcado tu infancia por algún motivo? ¿Alguno que quieres que tus hijos “hereden”? ¡Cuéntame porqué!

Anuncios