Resumen del blog: febrero de 2016

Resumen febrero 2016

Bueno pues, terminamos juntos un mes más, ¡parece mentira lo rápido que va esto!

Febrero es el mes más corto del año, aunque este febrero ha tenido un día más que los demás y para mí ha sido un mes de lo más intenso. Bien dicen que las cosas tanto buenas como malas llegan sin avisar, y en mi caso así ha sido. El mes de enero ya terminó dando indicios de que el gran cambio que yo espero con ansias y que tanto le pido a este 2016 es posible, y lo es a través de formación, de mejora, de dar pasitos hacia un mundo mejor.

Este mes de febrero me ha traído grandes cambios que se han traducido, inevitablemente, en menos posts para el blog y en menos actividad en las redes sociales. Me ha tocado reinventarme una vez más, sacar tiempo de donde no lo tengo y exprimirme minuto a minuto, hasta el punto de estar haciendo croquetas y redactando mentalmente el próximo post para el blog, o entre sueño y sueño descubrirme pensando en lo que tengo previsto hacer el próximo lunes. Pero soy feliz con lo que hago.

El día a día no me da tregua, y me paso las horas dándole vueltas a las cosas que tengo en mente y a los proyectos e ilusiones de futuro que no quiero que se pierdan en el camino, y por supuesto, el blog es uno de ellos. Es por eso que aunque he tenido que reducir las publicaciones semanales, no quiero ni de lejos, renunciar a todo lo que me aporta y lo positivo que siento este espacio. Tan mío como tuyo que lo estás leyendo, así lo acabes de descubrir.

En estas estoy: no sólo he empezado a estudiar para prepararme unas oposiciones que no se si llegarán; estoy yendo a clases de inglés para repasar y, paralelamente, preparándome un examen de nivel para obtener mi certificado oficial; además continúo con el blog y todo lo que ello me supone, las redes sociales, las colaboraciones y las ganas de traerles artículos de calidad que puedan servirles tanto como deseo. Además de ello, sigo preparándome para mejorar con el blog y crecer un poquito más cada día. Es por eso que no me pierdo una charla o un cursito gratuito de estos que tanto enseñan, eso sí, online, que ya saben que la ayuda es nula y no tengo con quien dejar a mi Terremoto, aunque tampoco quiero, la verdad. Y por supuesto cuido de mi hijo 24h al día y atiendo las labores de la casa en coordinación con mi marido durante las mañanas, y me encargo personalmente de la distribución económica y de la alimentación de la familia.

¿Que cómo lo hago? Aún no lo tengo claro, pero se que la ilusión y las ganas son mi mejor motor en esta etapa de mi vida en que quiero que mis esfuerzos den frutos y, sobre todo, ser ejemplo para mi hijo de que por muy difícil que se ponga la cosa uno puede salir adelante si le echa ganas.

Además de esto te cuento las novedades en el blog por si te perdiste alguna.

Durante este mes te conté el gran cambio que hemos vivido como familia y como equipo el día que mi hijo decidió, sin previo aviso, que ya no quería utilizar pañal para ser un niño grande que iba a ir al cole. Tal como lo oyes. De un día para otro nos metimos en esta aventura de dejar el pañal, de tener algún que otro escape y de temer salir a la calle por miedo a que no nos diera tiempo a llegar a un baño. Afortunadamente todo ha salido, como siempre, mejor de lo que esperábamos, porque si algo tiene mi hijo son lecciones bajo el brazo para sus padres, y en cada nueva etapa nos demuestra que llegó con las cositas bien claras para enseñarnos él a nosotros. Si quieres todos los detalles de cómo dejamos el pañal de la noche a la mañana y de forma rotunda hasta para dormir, este post es para ti.

Hablando de cambios, escribí un post de madre a madre, de estos que una necesita cuando más dudas tiene de cómo hacer las cosas. En este caso, hablé sobre cómo adaptarte a los cambios cuando tu bebé llega a tu vida y cómo atenderle a la par que haces las labores del hogar sin pánico. En él tienes toda mi experiencia de estos 3 años como madre 24/7 los 365 días del año, así que puedes ver los truquitos de organización y distribución del tiempo que he ido recopilando a base de golpes contra la pared, condensados en un sólo post para ti. Está destinado para padres que, como yo, están en casa las 24h del día con sus hijos, aunque vale para cualquier padre o madre que necesite una ayudita en cuanto a recursos se refiere. Y colocados por etapas, para que te sea más sencillo encontrar lo que necesitas según tu situación.

Además durante este mes hice una colaboración muy especial con Sally Books, que nos enviaron tres libros maravillosos y totalmente diferentes para que nuestro Terremoto los conociera, y han sido un éxito total. “Nada, Groz” es una historia enternecedora, de superación, de crecimiento personal y del amor que no nos ha dejado indiferente. “La oveja bala” es el primer libro sin texto que tenemos en nuestras manos y ha sido todo un descubrimiento, puesto que está pensado para que los más peques puedan construir la historia a su antojo las veces que quieran. Y por último el rey de la corona, “Pico Pico“, un libro versión cómic y con poco texto que ha entrado directamente en la lista de favoritos de mi Terremoto.

Entre locura y locura cumplimos un mes más, ya llevamos juntos 2 años y 11 meses (¡que detengan el tiempo!) y estamos atravesando una etapa complicada psicológicamente para nosotros a la vez que bonita y enorgullecedora. Sin duda a mi hijo ya no le queda nada del bebé que una vez fue y yo me siento encantada de la vida de estar siendo testigo absoluto de cada paso que da en la vida. Te conté todos los detalles de estos 35 meses en el penúltimo post de sus avances mes a mes. Poco a poco nos adentramos en una nueva fase que nos traerá cantidad de aventuras y nuevas experiencias.

Y por último pero no menos importante, les recuerdo también que compartí un DIY que causó furor y se convirtió en pocas horas en una de las entradas más leídas en estos más de 2 años y medio de andadura blogueril, así que le he cogido un cariño inmenso. Se trata de un tarjetero-lista de la compra para que nuestros peques sean más protagonistas a la hora de ir a por comida para la casa, y que viene ideal para trabajar el área de vida práctica si sigues la pedagogia Montessori.

Sin más, este ha sido el resumen de mi, nada despreciable, mes de febrero. Recuerda que si quieres saber más puedes encontrarme en las redes sociales (tienes todos los enlaces a la derecha de la página) y que en Instagram estoy haciendo el #Proyecto366, consistente en subir una foto diaria durante todo el año para retratar nuestros momentos a través de fotos. Si quieres cotillear, por allí te espero 😉 .

De nuevo gracias por seguir aquí, ¡nos vemos en el siguiente!

Anuncios