Libros que leer: Mili y los piratas, Sam Walshaw (1-4 años)

Este artículo forma parte de una colaboración, pero está redactado por mi y todo lo que leerás incluye mi opinión personal, sincera y real.

Untitled design

Me encanta conseguir libros para mi hijo con un mensaje educativo oculto y con valores interesantes. Creo que es importante tener algunos por mero entretenimiento, y otros que tengan un aprendizaje detrás. Por eso, el libro que nos envió Boolino este mes me ha encantado.

Esta vez escogí uno de piratas, mapas del tesoro y aventuras, porque mi hijo está en una fase loca de correr por la casa e imaginar que vive aventuras. Así que pensé que algo de piratas le gustaría y ha sido una buena elección.

Además, escogí este libro porque leyendo sobre él vi que trataba algo que considero fundamental: el saber escuchar y ayudar a los demás. Me parece un valor básico que debe tener cualquier persona, pues el hecho de tener en cuenta que no somos el ombligo del mundo y que los demás merecen también nuestra atención, muchas veces se pasa por alto. Creo que es algo que debemos enseñar a nuestros niños, porque ellos son la generación del futuro, y el cambio siempre debe empezar por una buena base. Asimismo, hay mucho adulto que debería aplicarse el cuento.

En este caso, acompañamos a la pirata Mili y al capitán Ojo de Bacalao en la aventura de buscar un tesoro escondido bajo el mar siguiendo las pistas de un mapa. Sin embargo, cuando todo ha salido bien y regresan al barco, un monstruo gigantesco se les aparece de golpe gruñendo y haciendo movimientos bruscos para asustarles. Pero cuando deciden hacerle frente descubren que no todo es lo que parece, y que el monstruo, más que intentar comérselos como ellos piensan, lo que está intentando es pedirles ayuda porque tiene un problema.


Mi opinión personal

En cuanto a la edición, el libro me ha gustado mucho. Es de tapa dura y tiene un tamaño relativamente grande para ser cómodo en unas manos pequeñas, pero mi hijo se maneja con él. Además, tiene una letra bastante grande e ilustraciones muy bonitas en tonos pastel.

Es muy agradable a la vista, así que por el diseño y la presentación ha conquistado a mi Terremoto enseguida.

La historia me parece muy adecuada para los niños, porque además de tratar el mensaje de escuchar a los demás a través de las necesidades del monstruo marino que aparece en la historia, podemos extrapolarla a peques que, como el mío, están en una fase en la que dudan de lo que ven y preguntan por todo lo que les da susto: qué es esa sombra, qué es ese reflejo en el azulejo, qué es ese ruido… Así, usando la historia como ejemplo podemos ayudarles a ver que no todo es lo que parece y que, aunque algo nos cause temor en un principio, tal y como les pasa a los tripulantes del barco Percebe, si nos paramos a verlo bien, quizás no hay nada que temer.

Me parece muy interesante porque con una historia sencilla podemos sacar pequeños hilos con los que conversar con nuestros hijos y ayudarles a ver cosas que no son lo que parecen a simple vista.

Por el contenido que tiene y que nos puede ayudar como padres, y por la reacción y el interés de mi Terremoto en saber qué pasaba y porqué, le doy una buena puntuación, y lo recomiendo.

Datos técnicos

Autor- Sam WalshawIlustrador- Sam WalshawEditorial- Ediciones JaguarIdioma- EspañolEdad- 1-4 añosAño- 2015Formato- tapa duraISBN- 9788416434091

Si quieres saber más detalles o cómo conseguir el libro, puedes pinchar en este enlace para ir directamente a la web.

¿Qué te ha parecido? ¿Lo conocías? ¿Sabes de otros libros que tengan un trasfondo educativo en la historia?

Anuncios