Conociendo un poco más a… Mamifutura

Hoy traigo un post colaborativo, en el que le cedo el mando a Mamifutura para hablar. En su blog podéis leer lo que he escrito yo, pero aquí os traigo la historia de una mujer que, en una etapa diferente de su maternidad, comparte inquietudes.

¡Espero que os guste la entrevista!

Mamifutura

Antes que nada, una pequeña presentación. ¿Quién eres y de dónde vienes? ¿Cuántos años tiene tu hijo y cómo es?

Soy Mamifutura y, aunque soy de muchas partes, resido en un pueblo de Madrid. Mujer casada de 30 años y un peque (Bebé Fúturo) de 7 meses y medio. Bebé Fúturo es un bebé feliz, sano y ejemplar, se porta (todavía) muy bien, siempre tiene una sonrisa para quien le llame guapo y todavía no nos ha dado ningún susto en cuanto a salud se refiere.

¿Qué productos pensabas que iban a ser imprescindibles antes de nacer tu hijo y nunca has usado tanto como pensabas?

El primero de todo, ¡el cojín de lactancia! Fue muy útil durante una pequeña temporada en la que Bebé Fúturo era más pequeño, pero yo me imaginaba que me iba a ser mucho más práctico, pero la verdad… Me habría servido cualquier cojín. A día de hoy, no me habría gastado los 35 euros que me costó.
Chupetes, no quiere ninguno, ni de látex, ni de silicona, ni anatómico, ni de ninguna manera. Y no es que no los sepa usar, que a veces se ha quedado con alguno, es que no los quiere, no le gustan y punto. ¡Donde esté una teta…!

Yo que nunca di pecho, y que tengo experiencia alguna, siempre me pregunté si no serviría igual un cojín normal. Es que los precios que he visto por ahí me parecen exagerados para algo que vas a usar sólo cuando estés en casa, y si lo usas siempre… A propósito de eso, ¿te han regalado alguna prenda de vestir que nunca le has puesto a tu peque? ¿Cuál y por qué?

Ahora mismo no caigo en ninguna en particular, pero la verdad es que sí sé que hay alguna que no he usado. Soy muy práctica y la verdad es que todo lo que no fuera bodies, peleles o ranitas no se lo he puesto, me he negado. Así que no es que no se lo pusiera porque no me gustara, si no que no me resultaba nada práctico, por tanto se iba al cajón del “porsi”… Nunca tuve que usarlo.

Yo opino como tú, donde esté un body que se quite lo demás, que en esto de la maternidad se necesitan cosas que nos faciliten la tarea. En el plano organizativo…¿cómo ha afectado tener un bebé a tu cambio de vida? ¿Qué rutinas tenías antes y qué rutinas tienes ahora?

Mi bebé me ha traído la plenitud, todo el mundo me lo dice. Me ven más feliz (antes también lo era, pero ahora como que me ven más), me dicen que me sienten llena y plena… y la verdad es que es así como me siento. Mi bebé me ha dado sentido, me ha dado un propósito.
Sobre los cambios de rutina… pues muchos. Aunque el bebé siempre te deja sin hacer cosas, creo que hay cosas que también no se pueden hacer sin bebé.
Antes mi día a día era levantarme cuando quisiera (tengo turno de tarde en el trabajo) sin más complicaciones que las tareas del hogar y algún recado, ir a trabajar, volver y a disfrutar de una rica cena con mi pareja para ver una película tranquila después de la cena y a la cama. Siempre tenía tiempo para todo lo que quisiera.
Ahora en cambio madrugo, me guste o no, a la hora que Bebé Fúturo se sienta descansado y lleno de energía para derrochar. Jugar con él mientras procuro sacarme leche, dependiendo del turno de Papá Fúturo, llevarle a casa de los abuelos o no, ir a trabajar, volver, sacarme leche corriendo para después darle tetita a Bebé Fúturo, jugar con él, bañarlo, dormirle, cenar y… ¡acabo derrengada para hacer nada! Pero hay que procurar hacer algo de tarea doméstica.
 

Conforme la familia crece hay que delegar cosas, y lo mejor de todo es establecer prioridades. Y es que, aunque no se trata de vivir en una pocilga, ¡la casa siempre puede esperar! Hablando de familia, ¿tienes mascota? ¿Qué mascota tienes y cómo ha sido la adaptación?

Sí, Gatita Negra, una preciosa gata negra ciega. La verdad es que ha sido muy poquito a poco, al principio se ignoraban completamente uno al otro y poco a poco Gatita Negra se ha ido acercando más… para finalmente acabar huyendo, jajaja. Bebé Fúturo la quiere mucho, muchísimo y siempre intenta hacérselo saber a Gatita Negra, la cual huye despavorida ante tanto amor (Bebé Fúturo le demuestra su amor a base de golpes). Aún así, Gatita Negra de vez en cuando sigue acercándose para restregarse contra Bebé Fúturo y hacerle saber que también le quiere mucho, aunque con más suavidad… y después sale huyendo.

Jajaja con lo rápidos que son con las manos para agarrarlo todo, ¡cualquiera no huye! ¡A saber qué intenciones trae el pequeñajo! Jajaja.

En cuanto a alimentación, ¿cuál es tu plato estrella? ¿Receta?
Odio la cocina, total y completamente. Yo la cocina entro para limpiarla… Menos mal que Papá Fúturo sí demuestra interés en los quehaceres culinarios porque no me importaría alimentarme a base de lo primero que pille con tal de no cocinar.
Aún así, mi plato estrella son galletas de manzana y avena (aunque no las he hecho todavía, hasta ahora he hecho unas de plátano y avena, pero resulta que Bebé Fúturo es intolerante al plátano igual que yo). La receta es facilísima, una manzana machacada con salvado de avena al gusto, mezclar y extender en porciones en la bandeja de horno, meter al horno precalentado a 180º… y en media hora o así, ¡finito! A Bebé Fúturo le gusta mucho, se siente muy mayor comiendo las galletas.
 

Esas galletas pintan muy bien, te cojo la receta para probarlas. Ya te contaré.

Y ya para terminar, ¿cuál fue el primer libro de tu hijo? ¿Qué libro recomendarías?
En casa somos muy lectores y queremos que Bebé Fúturo también lo sea, aunque todavía no tiene mucho criterio propio para elegir algo que le guste al respecto. En su día compré en Boolino el pack de Los Primeros Libros y me gustó mucho. De momento ha leído sobre todo el de Los Amigos del Pequeño Búho y le gustaba muchíiiisimo. Seguiremos con los siguientes, pero recomiendo el pack, me gustó mucho.
Por otro lado, también voy a recomendar un libro para los mayores, ¿os parece bien? Creo que es imprescindible la lectura de El Caballero de la Armadura Oxidada de Robert Fisher. Se lee muy rápido y es muy profundo.

¡¡Muchas gracias Mamifutura por participarnos tus respuestas!!

Anuncios