Plan de ahorros familiar (a largo plazo)

cerditos-ahorros_thumb2

Para nadie es un secreto que ahorrar, en los tiempos que corren, es muy complicado además de necesario, más en los hogares en los que hay un sólo sueldo o cobran el paro. Pensar en el futuro para mi es indispensable, porque quiero tener una cierta tranquilidad mental de poder hacer frente a ciertos gastos que no nos esperamos o que no nos podemos permitir tan fácilmente, como unas vacaciones o una vuelta al cole en el futuro.

Por eso, hoy les voy a contar un plan de ahorros que estoy llevando a cabo desde principios de este año, y que continuaré haciendo. Es fácilmente adaptable según las necesidades de cada familia, ahora lo veremos, pero está ideado para hacerlo a largo plazo, en concreto, para todo un año.

Yo lo conocí en las navidades pasadas buscando por Internet, y se le llama “Reto de las 52 semanas”, aunque en nuestra casa es “el ahorro de la lata”.

El método consiste en buscar un recipiente del tipo que sea, con tapa, que se pueda abrir, pero teniendo claro que sólo se debe abrir para meter dinero, no para sacar y gastar. En este recipiente (el nuestro es una lata, de ahí su nombre) vamos a ir poniendo semanalmente el dinero que corresponda a la semana en la que nos encontremos.

Veamos un ejemplo:

Calendario enero

Este ejemplo es de enero de 2015. Como se puede ver: en la semana uno debemos poner 1€ en nuestro recipiente; en la semana dos, 2€; en la semana tres, 3€; y así con todas las semanas del año. En realidad hay 53 semanas (no 52), porque aunque el 1 de enero caiga en domingo, hay que contarlo como una semana más. Aunque no sean semanas completas, se cuenta donde esté el 1 de enero y donde esté el 31 de diciembre, caigan en el día que caigan. Así sumando todas las cantidades (53), habremos conseguido, al terminar el año, 1431 €.

Este plan de ahorros es interesante, porque se puede planificar un gasto con tiempo de antelación, y afrontarlo sin sufrir mucho.

Por ejemplo, ¿tienes un bebé que tarde o temprano se independizará a su propia habitación y no puedes permitirte amueblarla para cuando llegue el día? Aún te quedan años para eso, con un ahorro así puedes reunir lo que pienses gastar. ¿Quieres poder irte de vacaciones sin que tu bolsillo sufra tanto como este año? También es una buena opción. ¿Quieres afrontar la vuelta al cole de tus hijos con una ligera tranquilidad? Te sirve.

Lo que más me gusta es que este plan de ahorros se puede organizar y adaptar a nuestra familia y a nuestras condiciones. Si lo necesitas para seis meses, para un año, para dos años… es cuestión tuya.

Cierto es que los mayores gastos de una familia, por lo general se van en la época de Navidades, y es cuando más dinero debes poner en este plan de ahorros (lógicamente, llegar a la semana 40 hace que la cosa se ponga interesante). Si te preocupa esto puedes “modificar” las semanas a tu antojo. Así cuando tu familia esté más desahogada puedes poner lo que corresponde a las últimas semanas del año, y cuando tengas más pagos que hacer, cumples con las primeras semanas. Si tus mayores gastos no son en Navidades sino en otra época del año, puedes “modificar” las semanas como necesites.

Si en tu familia entran dos sueldos y puedes vivir con ligera soltura puedes multiplicar por dos, y así el ahorro al final del año será el doble. Si por el contrario cobras el paro o crees que te va a ser muy difícil cumplir con todas las semanas, puedes dividir por dos y en lugar de poner 2€ pones 1€. El ahorro será más lento, pero un ahorro siempre es positivo, por poco que sea.

Y si no tienes un plan a largo plazo con el que cumplir, como método de ahorro extra es genial.

Como ven, es algo que se puede modificar al gusto de todas las familias, así que si necesitas afrontar un gasto importante a largo plazo, sea cual sea, les puede venir bien.

En nuestro caso, y creo que en el de la mayoría, cobramos una vez al mes, así que lo que yo hago es poner la cantidad total que corresponde a las semanas del mes en el que estemos. Así, viendo el ejemplo, en enero puse directamente 15€.

Como ya comenté, yo lo estoy enfocando a las vacaciones del próximo año, ya que nunca sabemos cuándo le van a dar vacaciones a MaridoBello (por ejemplo, un viernes le dicen que sale de vacaciones el lunes), así que encontrar buenos precios o poder ir a algún sitio en esas condiciones es muy difícil económicamente hablando. Y lo mejor de todo es que si gastamos 900 €, por ejemplo, todavía nos sobra para seguir ahorrando.

Ya saben que yo me adelanto siempre a la jugada, así que ya tengo preparada la plantilla para el año 2016. Si les interesa intentarlo, lo dejo por aquí para que lo puedan descargar. Yo la imprimo, recorto los bordes y la pego alrededor de la lata. Así puedo ir poniendo una marca en los meses que voy añadiendo y siempre la tengo a mano.

DESCARGABLE: Plan de ahorros a largo plazo (año 2016)

¡Espero que les sirva!

cerdito_feliz

Anuncios