Estoy de vuelta, ¡hola septiembre!

¡Hola septiembre!

¡Hola a todos!

Después de un parón de unos meses, porque mi yo más interno sabía que volvería (aunque no cuando), ¡aquí estoy de nuevo! Vuelvo porque echaba mucho de menos todo lo que me aporta el mundo 2.0, y qué leches, porque les tengo la pista muy perdida a todos los blogs que sigo y necesito ponerme al día.

Por eso, lo más justo para quienes me leían, creo que es contar cómo han sido estos meses en los que he estado desaparecida.

Como sabrán si leyeron los últimos artículos que publiqué, había vuelto a la universidad para adaptar mi diplomatura a la ley nueva. Pese a muchos desvelos aprovechando que mi hijo dormía para hacer los trabajos que pedían, a muchos quebraderos de cabeza por el dichoso proyecto de fin de carrera (que me tuvo en vilo 6 meses y hasta el último día disponible), a muchos kilómetros de carretera y a muchos horarios diferentes (porque tuve como cuatro modelos durante el curso), y por supuesto, a tiempo lejos de mi familia, puedo decir a boca llena que he podido con ello, que lo he ido terminando todo como iba surgiendo, y que he obtenido resultados muy buenos.

Desde finales de mayo estoy completamente libre de cargos, y dispuesta a seguir formándome y mejorando para llegar a cumplir mi sueño, que aún está lejos, pero cada día un poquito más cerca. Desde que pueda contar algo, lo haré.

Por lo pronto he vuelto a estar en casa, en su momento dije que me buscaría un trabajo al terminar el curso pero es imposible. Como saben mi marido tiene un horario inestable, aunque los últimos dos meses se ha mantenido el horario de entrada, que no el de salida, pero aún así con su “horario” (entre comillas porque no lo tiene) no podemos contar para buscarme un trabajo de mañana y que se él quede con el peque hasta que yo llegue. Y trabajar para dárselo a una guardería, como que no. Con lo cual, me espera un año más en casa hasta que mi Terremoto entre al cole el año que viene y tener un poco más de vía libre para buscarme algo con lo que aportar a la economía familiar, que está muy tocada.

Así que aprovecharé, en cuanto nos repongamos un poco, para hacer algún curso más para prepararme mejor y disfrutar de la libertad que tengo de poder estar en casa y distribuir mi tiempo como mejor me convenga.

He vuelto a coser, aunque poco, lo que más he hecho es arreglar ropa que me he comprado y un bolsito para llevar la botella de agua allá donde voy que me ha solucionado la vida en muchas ocasiones.

He devorado libros de temática no maternal, lo que me ha ayudado a despejarme y evadirme un ratito cada noche, y en mi caso eso es novedad, porque me cuesta encontrar un libro que me enamore. He leído la trilogía de 50 sombras, una saga de 4 libros que se llama After, y 4 libros sueltos. Y tengo muchos más, pendientes de encontrarles rato para leerlos.

Además, tuvimos un mes de vacaciones, pero nos fuimos de vacaciones sólo 9 días, aunque los detalles los contaré en los próximos días, porque son dignos de un post aparte.

Y por otro lado, mi hijo ha cambiado una barbaridad desde el último mes a mes que publiqué en el blog. Su lenguaje es mucho más rico, insistente y constante (música para mis oídos vaya…) y, aunque seguimos estando en esta preciosa pero delicada etapa en la que empieza a forjar su autonomía e independencia y hagas lo que hagas es motivo para una queja por su parte, hemos mejorado con él y lo sobrellevamos como podemos. Pero también de esto hablaremos en otro post.

Así que, ya están al día de cómo ha sido mi vida desde mayo que cerré este rinconcito y que hoy vuelve a abrir sus puertas para recibirlos a todos con los brazos abiertos. Mi rinconcito y yo les damos la bienvenida con una nueva imagen para refrescar el ambiente, un nuevo diseño y una nueva organización para encontrarlo todo mucho más fácil y mejor, y con nuevos temas (libros, crianza, organización del hogar, (no)conciliación, Montessori y mucho mucho más), eso sí, cambia la fachada pero la esencia es la misma de siempre 😀 .

Espero que les guste la nueva imagen del blog y que se pasen por aquí para continuar juntos el camino en esta segunda etapa.

¡Gracias a todos y bienvenidos a este nuevo tramo del camino!

Anuncios