#AZdelaMaternidad…con la O: “Ojos”

Lo primero que me atrae de una persona son sus ojos, su mirada, su forma de expresarse al mirar. Esa es una de las tantas cosas que me enamoró de MaridoBello, y que me reconquistan cada día. Sus ojos pícaros de un marrón profundo y oscuro, adornados con sus pestañas enormes, me vuelven loca.

Para que nunca, jamás dejara de ver sus ojos, mi hijo los heredó. Ahora los tengo en todo momento conmigo, mirándome fijamente a cada paso que doy.

Parece cutre dedicarle un post a un par de ojos, y dicho así puede que lo sea, pero son unos ojos que enamoran. Los ojos de mi hijo tienen un brillo especial, un sabor a inocencia, aroma a delicadeza y color de oscuridad, de misterio.

Siempre llamaron la atención, y es lo primero en lo que se fija la gente. Los que le conocen por primera vez siempre comentan: “vaya ojos que tiene”. Por eso, no puedo completar mi Diccionario Maternal sin hablar de ellos.

Su mirada cambia según sus sentimientos, depende de si está triste, si está contento, si está aburrido o frustrado, se le nota en los ojos. Son ojos muy expresivos que tan pronto como te miran sonrientes y felices, se encogen y parecen querer esconderse cuando se aburre, lloran a lágrima viva con un ligero golpe…

Si dicen que los ojos son el espejo del alma, mi hijo y mi marido deben tener el alma más hermosa que jamás he visto…

– – – – –

embarazada silla2

Anuncios