#DIY. Decoraciones en fieltro (editada 01/07/2014)

Hoy les traigo un post del tipo #DIY, de manualidades. Se trata de decoraciones en fieltro.

Siguen el hilo del cubo de peluche que ya enseñé hace un tiempo, y son ideales sobre todo si se tiene habitación propia para el bebé pero, si no se tiene, se pueden hacer detalles para decorar su cuna o algún mueble que le pertenezca. Los más amañados pueden hacer la decoración del Baby Shower de su futuro hijo, o crear objetos interesantes que dar como recordatorio de bautizo o cumpleaños del bebé. Llegados a un punto, me resulta incluso interesante para hacer cuando Príncipe sea más mayor y sepa dibujar y recortar, para crear juntos y a su gusto, la decoración del Árbol de Navidad.

He aquí algunos ejemplos interesantes que he encontrado por la red:

adornos-fieltro-arbol-navidenoBaby_s_first_felt_christmas_skiing_boots_with_embroidered_letters_HO_HO_HO

big_define8decoraciones-con-fieltro-1decoracion-mobiles-de-nubes-de-fieltro-1

La técnica es muy sencilla y extrapolable a cualquier cosa que se nos ocurra. Los pasos para crear cosas preciosas pensando en nuestro peque son los siguientes:

¿Qué se necesita?
-Tela de fieltro de diferentes colores
-Bolígrafo
-Regla
-Relleno de peluche
-Aguja e hilo grueso de diferentes colores
-Boceto con los diseños si lo necesitamos

¿Y ahora qué?
-Teniendo todo lo necesario pasamos a dibujar lo que queramos en la tela con ayuda del bolígrafo y la regla. Recordemos que resulta más bonito una vez terminado si tiene detalles de diferentes colores. Por ejemplo, si hacemos un pájaro, quedará muy bonito si tiene las alas de un color diferente al cuerpo y la cola de otro color distinto. Si lo hacemos pensando en nuestro bebé no tiene porqué ser del todo realista, e incluso es preferible que haya variedad de colores para llamar su atención. Al ser una figura en 3 dimensiones tenemos que dibujarla por ambas caras, siendo posible hacerla por delante y por detrás, o el mismo dibujo para cada cara.

-En segundo lugar, lo recortamos con cuidado y armamos la figura sobre una mesa con las piezas que tengamos.

-Cuando nos guste como se ve, vamos uniendo los detalles con ayuda del hilo y la aguja para completar cada cara y tener el resultado definitivo que se verá por ambos lados de nuestra figura.

-Al tener los dos lados de la figura hechos, los juntamos de forma que las dos caras decoradas se queden hacia afuera y las sencillas hacia adentro y las unimos con más hilo y aguja por el borde. Poco antes de cerrar del todo la figura, introducimos con cuidado relleno de peluche de forma que le demos cuerpo y volumen. Cuando tenga el grosor que nos guste o que nos permita el diseño, terminamos de coser.

-Si queremos colgarlo, sólo tenemos que coser una cinta por ambos extremos a una de las caras interiores de la figura antes de cerrarla. Si lo que queremos es pegarla a alguna superficie, es preferible decorar sólo una de las caras y a la otra coserle un trozo de velcro textil, poniendo en la superficie la otra parte del velcro pero de pegar. ¡Y listo!

Por lo pronto, lo único que he podido hacer, aunque tengo muchísimas ideas en mente, es el nombre de mi hijo para pegarlo en la puerta de su habitación. Tienen un diseño sencillo porque no tenía mucha tela en su momento, tan sólo pequeños retales que me sobraron del cubo de peluche y que tenía que aprovechar al máximo. Así me quedaron:

2013-01-30 22.01.03

¿Qué te parece? ¿Has hecho algo parecido para personalizar la habitación de tu hijo?


EDICIÓN 01/07/2014

Hoy, día 1 de julio edito el post para enseñarles cómo utilicé finalmente las letras para decorar la habitación de mi hijo. Con muy poco dinero y siguiendo pocos pasos lo convertí en un colgante para la puerta.

En Leroy Merlin vi un colgador con ventosa que me encantó y decidí que sería buena idea para no tener que agujerar nada. Lo siento pero por más que busco en la web para ponerles el precio, no lo veo. Lo que se es que habían varios modelos y en varios colores. Me gustó este porque tiene cara de pícaro como mi hijo 😉 .

En la imagen superior, aunque no lo parezca, las letras están sueltas, cada una independiente, y sobre una mesa. El primer paso fue coserlas unas con otras para formar la palabra completa y que quedara de una sola pieza. Esto lo hice con hilo grueso y dando sólo una o dos puntadas entre cada letra. El segundo paso, coserle un cordelito para poderla colgar. El tercer paso nació por necesidad, ya que al colgarlo, la palabra se torcía. Así que opté por coser tres trocitos de velcro a la parte trasera, uno por arriba y otro por cada lado. La otra cara del velcro la pegué a la puerta

De esta manera, la palabra queda pegada a la puerta y no se tambalea con el movimiento, además de parecer un cartel rígido y colgado. De esta forma el velcro ayuda también a sostenerla y evitar que la ventosa se caiga.

Y listo, ya por fin está terminado y puedo enseñarles el resultado. Así quedó.

PicMonkey Collage

¡Espero que les guste!

Anuncios