¡Décimo premio del blog!

Para no perder el ritmo, vuelvo a recibir otro premio, esta vez, de la mano de Tus Patucos y Mis Tacones. Ya he recibido este premio otras veces, pero siempre me hace ilusión que se acuerden de mí, algo impensable hace unos meses cuando empecé esta andadura. ¡Vamos allá!

wpid-logo-conoceme1-1

Para recibir este premio ¡Conóceme!, empiezo por responder las preguntas que me propone:

  1. ¿Cuándo empezaste a plantearte la maternidad? Al poco de conocer a mi marido. Desde el principio tuve la certeza de que era el hombre con el que siempre soñé y que sería el padre de mis hijos. Hablamos mucho, largo y tendido del tema, y establecimos una “fecha” para que naciera (principios del año), así que calculamos más o menos cuándo empezar a buscar y nos pusimos al lío. La suerte estuvo de nuestra parte 😀 .
  2. ¿Cuál ha sido la situación más embarazosa de tu vida? No se si sea exactamente esa, pero si fue la primera que me vino a la mente, será por algo. Recuerdo un año en el instituto, tendría yo 16 años, día de entrega de las notas finales, en verano. Esperaba con mis amigas en el porche de entrada que estaba mojado porque había llovido, y yo tenía zapatillas de verano. Me resbalé con el agua, la zapatilla se rompió y me quedé como una estrella de mar en el piso. “Espatarrada” como decimos por aquí. Realmente creo que casi nadie se dio cuenta, pero el chico que me gustaba justo venía entrando y me moría de la vergüenza pensar que había visto algo. Dicho sea de paso, estuve todo el tiempo con la zapatilla rota disimulando como mejor pude. Y volví a casa caminando…
  3. ¿Por qué escribes un blog? Porque me sirve de terapia en el día a día, porque conozco a gente maravillosa de la que aprendo cosas que me ayudan a mejorar, y porque quizás mi corta experiencia y mis errores pueden ayudar a alguien más.
  4. ¿Crees en la conciliación familiar? Ahora mismo no. Nosotros tenemos una situación asquerosa en cuanto a conciliación familiar se refiere, y viendo la actitud de los jefes de mi marido, dudo mucho, muchísimo, que la situación cambie. Tal y como está nuestro país, cada vez es más difícil encontrar un trabajo “digno” y luchar por tus derechos, ya ni qué decir de que tus jefes tengan en cuenta que tienes una vida fuera de ellos y una familia de la que disfrutar. Sin embargo, no pierdo la esperanza de que las cosas cambien, aunque sinceramente, veo el cambio muy lejos.
  5. En tu caso, ¿mamá joven o mamá “mayor”? ¿Por qué? Mamá joven. Tuve a mi hijo con 23 años por decisión propia (mi marido tenía 27, así que “papás jóvenes”). Mis motivos principales fueron que sentía que era el momento de traer una ilusión más a nuestras vidas, además que me gusta la idea de pasarle poco tiempo a mis hijos. El día de mañana, cuando él tenga 20, tendrá una mamá joven de 43, y me da la sensación de que siendo así, la confianza pueda ser incluso mayor. Mi marido hoy día tiene casi 29 y mi suegra 65. Es una combinación que me resulta extraña…
  6. ¿Con o sin epidural? Realmente no sé qué responder, porque me la pusieron, pero en el expulsivo no me hizo nada y lo sentí absolutamente todo. Así que…digamos que las dos 😀 . No soy de las que piensan que parir sin epidural te hace más madre, ni que las que tienen a su bebé con cesárea son “inferiores” como me han dicho a veces. Para mí todas somos iguales, y nos une lo más bonito que tendremos nunca: nuestros hijos.
  7. ¿Fuiste a una visita médica pre-concepcional? No. Decidimos buscarlo, y por nosotros mismos nos pusimos a ello. Dejé las pastillas en febrero, y descubrimos el positivo en julio teniendo 6 semanas. La verdad nunca me lo planteé, y para un segundo embarazo tampoco lo haría. Es un proceso natural que, si no hay problemas, debe darse, y yo soy una persona muy obsesiva con las cosas, así que si me pusiera en manos de médicos durante la búsqueda, creo que lo pasaría mal.
  8. La familia, ¿te apoya en la maternidad o son un “estorbo”? Tenemos de todo, y llegando a los extremos. Los que ayudan, hacen la vida mucho más fácil: moralmente, económicamente, quedándose con el peque cuando hace falta o porque sí… pero también es cierto que los que estorban, estorban mucho y además hacen daño inventándose historias. Para mí, esta es la peor cara de la maternidad, ver como hay gente que usa a tu hijo de “excusa” para meterse contigo. La verdad, no es fácil.
  9. ¿Aconsejas a otras madres o caes en la crítica? Ya sea madre/padre o no, no me gusta meterme en la vida de nadie. Aconsejo, doy mi opinión, si la otra persona me la pide, o si veo que está tan metida en el hoyo que no ve más allá de la tierra que la rodea. Pero generalmente soy de las que ven-oyen-callan. Por supuesto, mi forma de crianza no es la misma que la del resto, y habrá cosas que me choquen o que no me parezcan bien, pero allá cada cual con su problema. Yo soy responsable de lo que pase dentro de mi casa, no soy quien para opinar en la vida de nadie.
  10. ¿Qué me aconsejarías sabiendo que en mayo empiezo la búsqueda de un embarazo? Como pasé por ahí, es decir, que no fue una sorpresa el positivo, se que no es un proceso fácil. En mi caso fue corto, pero a mí se me hizo inmenso. Una tiene la idea de que hay que protegerse porque te puedes quedar embarazada, pero llegados a la realidad, embarazarse no es tan fácil. Yo me pasaba los meses pensando “¿y si…y si…?”, y no disfrutaba realmente la búsqueda. Todos los meses deseaba no ver a mi amiga la de rojo, pero tarde o temprano aparecía y me amargaba, hasta que me di cuenta de que sólo me estaba haciendo daño a mí y a mi pareja cuando le decía que sentía cosas, y que pensaba que este mes sí que sí. Así que opté por ocuparme en otras cosas, buscarme hobbies, y pensar que por más que me apurara con la mente, no podía meter mano en la naturaleza, y que llegaría cuando tuviera que llegar. Al mes siguiente, recibimos la gran noticia. Te cuento mi caso para que no hagas como yo, aunque se que no va a ser fácil. Mi consejo: Disfruta, haz los deberes deseando a tu pareja y disfrutando cada una de las veces, entrégate y disfruta del proceso de búsqueda y no tengas tanto en cuenta el tiempo que haya pasado, porque eso sólo hace daño. Tómatelo como una parte más de tu vida y no dejes que sea esa ilusión la que guíe tu vida, porque el camino se hará más largo aún. En resumen, no te obsesiones, que llegará cuando tenga que llegar, no cuando tú quieras. Cuando menos te lo esperes, vendrás corriendo al blog a contarnos la gran noticia.
  11. ¿Qué objetivo quieres cumplir, sí o sí, este 2014? Organizarme mejor para conseguir llegar a todo sin nervios ni estrés, y por el efecto dominó, disfrutar más de las cosas.

Y por último, le paso el testigo a….

premio conoceme2

Las preguntas son las mismas, porque me parece muy importante la nº10. Entre todas, podemos ser de gran ayuda para ella 😀 .

Muchas gracias de nuevo a Tus Patucos y Mis Tacones, y de verdad, espero que mi consejo te ayude. Cualquier cosa que necesites, ya sabes cómo encontrarme.

En unos días…¡más!

Hasta el próximo…

Anuncios