#QueridoDiario… (Enero: cafeína)

Querido diario, querido bebé…

Te veo caminar por la casa, tranquilo, confiado, sin más problema que aquel juguete que se metió bajo la mesa y no puedes coger, sin preocuparte por esquinas ni objetos a tu paso con los que tropezar… Te veo y me asombra lo rápido que vas.

Mi bebé ya no es tan bebé, y realmente me pregunto si alguna vez lo fue. Siempre sobresalían sus avances, siempre una palabra de asombro de todo el que lo veía “salirse del plato por inteligente”, siempre un paso por delante “de lo normal”.

Lo cierto es que siempre pareciste tener cafeína en las venas en lugar de sangre. Esa cafeína que no te deja parar quieto un segundo, y que cada día te hace aprender a pasos agigantados.

Sea como sea, te quiero. Con esa cafeína en las venas, con tu impaciencia, con tu interés por aprender, con tus besos y tus abrazos…con tus enfados.

Tú eres la ilusión que nos despierta cada mañana con una sonrisa y que nos pone en marcha en un momento. Yo nunca necesité un café por las mañanas, pero ahora te necesito a ti, mi cafeína, para poder funcionar cada día.

– – – – –

Esta entrada forma parte del carnaval mensual de blogs #QueridoDiario, iniciativa de TheBlueMonster. Cada mes nos dará una nueva palabra como inspiración para escribir un nuevo artículo sobre nuestra maternidad/paternidad en un máximo de 200 palabras.

Recuerda visitar a los demás participantes y dejarles un comentario.

Anuncios