Nuevo año, nuevos cambios (la resolución)

Hoy vengo a contarles cómo ha quedado nuestra habitación, tras haber escrito sobre la necesidad de un nuevo espacio para los juguetes y de reorganizar la casa en este post.

En primer lugar he de explicar que la necesidad surgía por la falta de espacio. Nuestra casa tiene dos habitaciones, baño y salón-cocina. Yo cerraba la puerta del baño, la de la habitación de la tele y en la de nuestra habitación atravesaba la cuna. De esta forma, en el salón-cocina Príncipe exploraba mundo mientras yo fregaba, cocinaba… Pero llegó un momento en que el espacio se le hizo pequeño, y se limitaba a estar detrás de mi, tirándome del pantalón y buscarme como entretenimiento. Así, surgió la necesidad de abrir la habitación de la tele para que tuviera más sitio, pero no estaba adaptado a él. La tele a su altura, muebles de más, poco espacio, juguetes sueltos sobre el mueble de la tele…era un caos en el que no estaba tranquila dejándole solo. Hablé con MaridoBello y la decisión tomada fue aprovechar su próximo día libre para dedicarlo a mejorar la casa.

Además de esta habitación, necesitaba hacer otros cambios, como encontrar nuevo hueco en nuestro ropero para mantas y colchas que no usamos tanto, y por supuesto, eliminar el que hasta ahora había sido el “rincón de la basura”, compuesto por papelera de pedal y botellas, bricks y garrafas de agua de 8l vacías a esperas de llevarse al contenedor (separados para reciclaje).

En un sólo día de trabajo conseguimos solucionarlo todo, y estoy muy contenta con el resultado. Pero, vayamos por partes.

.:. Nuevo espacio para mantas y el rincón de la basura .:.

El altillo de nuestro ropero estaba compuesto en gran medida por una bolsa grande, inmensa, de estas industriales para basura, con toda la ropa que Príncipe ha ido dejando y que queremos conservar para un futuro hermano si llega o para donarla más adelante. La solución vino dada por algo que había visto muchas veces pero que, hasta ahora, nunca tuve la necesidad de comprar: bolsas para almacenar ropa en poco espacio.

Para quien no las haya visto nunca, son bolsas con una válvula en la que, una vez metida la ropa y cerrada herméticamente, enchufas la aspiradora y extraes todo el aire, creando un vacío que te permite apilar montones sin ocupar mucho espacio. Se consiguen en tiendas para el hogar y en todos los bazares “chinos” que he visitado. Ahí la conseguí yo.

2014-01-15 22.02.11    2014-01-15 21.06.41

Igual hicimos con las mantas y colchas.

La otra solución, fue más simple, comprar un cubo de basura con tapa, de los de toda la vida, y meterlo bajo el fregadero. La papelera de pedal y otra que teníamos ahora están en la terraza para meter ahí los envases para reciclar. Y listo 😉 .

.:. La habitación de la discordia .:.

Ha dejado de ser la “habitación de la tele” para ser la “habitación de Príncipe”, aunque aún no duerme en ella. Cuando llegue ese momento sólo nos quedará sustituir el sillón por una cama baja si aún no sabe subir y bajarse.

Les enseño, en dibujo, el antes y el después, para que se aprecie mejor la idea. No se fijen mucho en las proporciones, soy mala dibujando 😦 . La habitación es cuadrada.

ANTES

Sin título

DESPUÉS

Despues

Y aquí, en imágenes reales.

ANTES

2014-01-14 11.24.16

DESPUÉS

2014-01-15 22.06.29 2014-01-15 22.06.332014-01-15 22.02.36

Como ven, quitamos la mesa del ordenador porque no le dábamos utilidad como tal, y el mueble del televisor porque éste quedaba muy cerca de Príncipe (y se dedicaba a aporrearlo de rabia cuando se acababan los dibujos), ocupaba un espacio muy valioso, y además, su función también la haría un simple soporte en la pared.

Mi mayor preocupación era el gasto que iba a suponer, ya que a estas alturas (habiendo cobrado a mitad de diciembre), los bolsillos lloran a cada paso que damos. Por eso, busqué y rebusqué la mejor opción al mejor precio. Para quien esté interesado en hacer un cambio, que se que por ahí hay quien también tiene poco espacio, les hablo de cifras. El resultado supuso menos de 30€.

Como lo oyen. Tan sólo compré los cofres para los juguetes, el grande (55litros) me costó 12,90€ y el pequeño (25litros), 5,90€. Las pegatinas para decorar la pared y los baúles fueron 3 sets de 0,99€ cada uno. Y la ranita de pared para los peluches me costó 5,90€. Todo en un bazar de los chinos.

La alfombra de estrellas ya la tenía, pero por si les interesa me costó 12€ también en el mismo bazar.

(Tengo este bazar a dos manzanas de casa, y MaridoBello suele decirme que el dueño, al verme entrar, tiene que aplaudir con las orejas de alegría, porque cosa que necesito, cosa que compramos allí. El pobre tiembla cuando oye una frase que empieza por: “cuando vaya al chino….” jajajaja.

Pues bien, este ha sido el resultado final. Más adelante le compraré, primero un silloncito infantil para que se siente, y con el tiempo, una mesita y sillas infantil para pintar 😀 . Estoy muy contenta porque ahora Príncipe tiene su propio espacio y yo puedo estar tranquila sabiendo que no hay esquinas ni cosas peligrosas que se pueda echar encima. Añadir además que, como al día siguiente no se acuerda, cuando entra en la habitación se asombra con tanto color y viendo los peluches colgados en lo alto.

2014-01-15 21.48.38 2014-01-15 21.48.51
¡Me encanta! 😀

¿Qué te ha parecido? ¿Quieres preguntarme algo? ¡Cuéntame lo que quieras!

¡Un abrazo!

Anuncios