¿Cómo hacer un cubo de peluche?

Abro esta una nueva sección llamada “Hazlo tú mismo” para ir enseñando poco a poco las cosas que voy haciendo para mi hijo. Juguetes, botes de leche reutilizados, y lo que se me vaya ocurriendo. Empiezo por enseñarles este cubo de peluche que le hice estando embarazada para matar tanto tiempo libre y que ya nombré en esta entrada. Encontré la idea en Internet, pero el diseño es mío. No tengo fotos del proceso, así que intentaré explicarme lo máximo posible.

¿Qué se necesita?
-Tela de diferentes colores (yo usé fieltro)
-Regla
-Bolígrafo
-Aguja e hilo grueso de colores
-Relleno de peluche (en mi caso usé el relleno de un osito viejo que tenía por casa y que iba a tirar, pero se vende en tiendas especializadas en telas).
-Cajita pequeña llena de bolitas para que suene

¿Y ahora qué?
Es muy sencillo, rápido y entretenido de fabricar, tan sólo tenemos que tener en mente esta idea:

Esta es la plantilla de un cubo sin armar, y nos viene de maravilla para fabricar el nuestro. Como todos sabemos, un cubo se compone de 6 caras, con lo cual, nos basta con fabricar 6 cuadrados de tela para luego unirlos entre sí.

Para las medidas, hay que tener en cuenta que el tamaño que le demos a cada cara es lo que medirá el cubo en todas sus dimensiones, con lo cual debe tener unas proporciones más o menos aceptables que las manitas del bebé puedan manipular. Yo hice cada cuadrado de 9x9cm.

El proceso a seguir es sencillo, para cada cara lo mismo.

  • Dibujar los cuadrados con ayuda de una regla y bolígrafo y recortarlos con cuidado. No hay que ser específicos al máximo porque una vez hecho no será cuadrado del todo, con lo cual si un lado mide unos milímetros menos no hay que tirarse de los pelos.
  • Pensar en el diseño que queramos para cada cara, formas o dibujos abstractos, dibujarlos por partes en la tela y recortarlos. Es bueno pensar en dibujos que tengan varias partes para hacer cada una de ellas en un color diferente y ponerle hilo en otro color, de forma que haya bastante variedad y quede alegre. Por ejemplo en mi caso, dibujé en un cuadrado de fondo azul una palmera, con las hojas de tela verde y el tronco de tela marrón. Le puse hilo de color verde oscuro.
  • Una vez tengamos todos los diseños, los unimos a su cuadrado correspondiente mediante hilo grueso.
  • El siguiente paso es armar el cubo sobre una mesa siguiendo la plantilla de arriba, e imaginarnos el resultado final a ver si nos gusta como queda. Hay que tener en cuenta detalles, por ejemplo, los cuadrados 1, 5 y 3, al armar el cubo, quedarán uno al lado del otro. Por eso, hay que tener en cuenta los colores que tiene de fondo cada cuadrado para alternarlos y que no queden iguales juntos si no es lo que queremos. Cuando lo decidamos, los cosemos todos hasta haber formado la plantilla anterior con los cuadrados, y luego sólo nos falta unir 1 y 4, y conseguiremos un cubo formado con la tapa y la base abiertas. Cosemos una de las dos partes y la otra la dejamos pendiente, de forma que parezca una caja abierta. Algo así:

  • Ahora sólo nos falta meter dentro relleno de peluche hasta que quede bastante abombado, y en medio, una cajita bien cerrada con pegamento y llena de cascabeles, bolitas, o cualquier cosa que suene al agitarla. Yo no puse cascabeles sueltos porque temía que al meterlo en la lavadora se oxidaran y saliera el óxido hacia afuera. Y como todo se lo echa a la boca, mejor prevenir.
  • Finalmente le cosemos también la tapa, y listo. ¡Ya tenemos nuestro cubo de peluche terminado!

Por último, les dejo una instantánea de cada una de las caras del cubo que yo hice. ¡Espero que les guste!

¿Qué te ha parecido? ¿Has hecho algún juguete para tu bebé? ¡Cuéntanos!

Anuncios