El llanto del bebé

lloro bebe

¿Hay que correr a atender al bebé cada vez que llora? Nuestro corazón de madre nos dice que sí, nos duele dejarle llorar porque sentimos que está sufriendo. Sin embargo, en la calle, en los especialistas, hay opiniones variadas.

Estudios demuestran que si se atiende al bebé siempre que llora, éste crecerá con una mayor autoestima, mayor independencia y se sentirá comprendido. Sencillamente, se siente querido y eso le ayuda a crecer mejor y a confiar en sus padres para contarle sus problemas y preocupaciones. Este es el único lenguaje que conoce para comunicar cada necesidad que tiene, y si ve que le funciona para conseguir tu atención y que le ayudes, su autonomía se verá reforzada y se sentirá mejor.

Sobretodo en el día a día, se escucha eso de “déjalo llorar hasta que se duerma”, “llorar es bueno para que saque pulmones”, “así se hace independiente, déjalo”, “si lo atiendes siempre, lo malcrías”, y tantas cosas más.

Y bien, ¿dónde está el término medio? Llegados a este punto, que cada quien tome la opción que más le guste.

En mi opinión, siempre pensé que era un abuso dejar llorar al bebé, sencillamente porque, como dijimos antes, el llanto es su única forma de comunicarse, y si lo utiliza, es porque necesita algo. Sin embargo, si tiene todas las necesidades cubiertas (pañal limpio, alimento, ropa adecuada a la temperatura, está descansado, ha bebido agua, no es aburrimiento…), si no sabemos qué necesita, ¿qué hacemos?

Hace tiempo leí que algunos bebés utilizan el llanto como forma de descargar exceso de energía. Algunos patalean, otros gritan, otros se revuelcan en la cuna…y otros lloran. No saben qué más hacer y lloran para descargarse, con lo cual, lo único que necesitan es llorar. Entonces, hay que dejarles. Pero, si no habla, ¿cómo sabemos que es eso lo que necesita?

Creo que la única respuesta puede darla el tiempo y el conocimiento que se tenga del bebé. Si es muy tranquilo y quieto es probable que necesite descargar la energía de algún modo y utilice el llanto. Si es más bien activo y descarga la energía moviéndose, lo lógico sería que se sintiera agotado y no pudiera dormirse.

Hay varios tipos de llanto según la necesidad del bebé, de los que hablaremos en el siguiente post. Pero como todo, es la experiencia la que nos enseña los tipos de llanto de nuestro hijo, porque no todos los bebés son iguales.

Pero, volviendo al tema anterior, a dejar o no dejar llorando al bebé, tengo sentimientos encontrados. En un principio consideré, como dije, que era un abuso no atenderle, pero poco a poco eso ha cambiado. Ahora no es que vaya a su encuentro en todo momento, sino que trato de tranquilizarle desde donde estoy. Es decir, que reciba atención, pero no necesariamente estando delante de él.

Puede parecer cruel, pero no puedo con todo y últimamente tiro mano de esto más de lo que quisiera. Por ejemplo para poder bañarme pero él no quiere estar en el carro, para poder hacer la cama mientras él me ve desde la cuna sin querer estar ahí, o sencillamente, para poder comer.

Mis necesidades básicas cada vez son más complicadas de cubrir, porque su excesiva actividad no me lo permite. Con lo cual, cuando se inquieta por algo, siempre que no sea hambre, sueño o pañal sucio (entendamos que me reclama porque tira algún juguete o porque no me ve), le hablo desde donde estoy mientras continúo, por ejemplo, haciendo la comida. [Esto suele ser que se despierte mientras lo hago, porque aprovecho su primera siesta de la tarde para cocinar y ya, si me sobra tiempo, limpiar la casa]

Me suele funcionar, no siempre, pero ayuda. Ya si se inquieta más de la cuenta no me queda otra que dejar pendiente lo que hago y atenderle, aunque sólo sea para que me vea y me sonría para luego seguir jugando tranquilamente en su cuna.

Hay veces que me siento mal porque me gustaría atenderle más y que se inquietara menos, pero no es posible siempre. Su gran actividad física, su carácter fácilmente irritable de la última semana, su poca (nada) paciencia, y mi cansancio por mala alimentación, dolores de espalda en aumento por tenerle en brazos o agacharme a cogerle y ponerle en la cuna y por mal dormir, no ayudan. No ayudan nada. Pero poco a poco voy probando nuevas opciones a ver cuál me funciona. Prefiero hacerlo así para que sepa que estoy cerca y puede jugar tranquilo un ratito sin mi presencia. Siento que así será más independiente.

¿Y tú qué piensas? ¿Hay que dejar llorar a un bebé?

Anuncios