6 meses

Hemos llegado al 6, a la mitad del año, hemos acabado el primer semestre de esta hermosa experiencia. Príncipe hoy cumple un mes más, y hay que ver cuánto ha cambiado en tan poco tiempo. Este último mes, vacaciones de por medio, se me ha ido volando, más si pienso en la gran diferencia que hay entre el Príncipe que tenía 5 meses y el que ahora tiene 6.Ahora es capaz de entretenerse un buen rato manipulando juguetitos que antes no quería ni ver. Aunque sí es cierto, que reclama mucha más atención y que por cosas lógicas ya no es tan sencillo hacer las tareas diarias. Vamos por pasos.

*Cambios en el carácter. Sigue siendo un niño muy noble, pero ya sabe que puede reclamar cosas o demostrar su enfado, y no duda en hacerlo. Pasa de 0 a 100 en nada y de repente suelta un grito y empieza a llorar desesperadamente con lagrimones sin venir a cuento, o empieza con llanto de capricho y a subir la intensidad haciendo ruido con la garganta llegando incluso a provocarse la tos de tanto que se empeña. Le dices cualquier tontería y se revuelca de risa. He llegado a entender que lo hace de rabia. Antes lloraba de rabia arrugando la cara y apretando los puños. Ahora, como ha entendido que cuando llora de verdad (sobre todo por las vacunas), venimos a tranquilizarle, lo usa como táctica de guerra para quejarse de lo que no está como él quiere. Como entiendo porqué lo hace y muchas veces no se le puede complacer (porque quiere coger algo peligroso, porque quiere que le des de lo que bebes tú, etc.) no le hago caso, y cuando se le calma empieza a fingir la tos para ver si así lo consigue. Si ve que no, se entretiene con una mano, con los tirantes del carro o con lo que sea que tiene cerca. Creo que será director de cine, porque hay que ver lo que le gusta a mi hijo un drama.

*Pide cosas. En su idioma y sin palabras, pero se comunica para demostrar que quiere algo. Generalmente agitando los brazos y piernas de forma que si fuera un pájaro se echaría a volar enseguida. Si te ve bebiendo agua empieza a decir eh!eh! y agitando los brazos hacia ti para que le des. Si quiere que le cojas y pasas cerca del carro casualmente hace ruidos para llamar tu atención y estira los brazos agitando todo el cuerpo. Y por supuesto, si no se lo das llega el llanto exagerado que comenté antes llegando incluso a provocarse y toser de lo mucho que se empeña.

*Sociabilidad. No llora con nadie que le coja, excepto con ciertas personas que le suelten grititos de alegría o le hablen fuerte sin esperárselo, pero me busca para encontrar mi aprobación. Si por ejemplo algún amigo que le acaba de conocer le coge y empieza a decirle cositas, él, muy serio, me busca enseguida con la mirada y si me ve riéndome, ya se relaja y disfruta de esa persona, se ríe con ella si le gusta y demás. Pero he probado a quedarme seria, sin hacer gestos, y se queda esperando mi reacción. Parece increíble, pero lo he puesto en práctica varias veces porque me sorprendía que me buscara, y no me equivocaba. Igualmente si hay alguien que no le gusta, haga lo que haga no le consigue una sonrisa ni de broma. Esto suele hacerlo con desconocidos o con gente que ya conoce pero que no suele ver tanto. Con esos que ya reconoce y le gustan se olvida de que yo existo.

*Comida. Sigue siendo muy bueno para comer. Su rutina del día a día en cuanto a comida es la siguiente:
Desayuno: Biberón de 240ml de leche con cereales (a las 8-9h)
Almuerzo: Papilla de 60ml de leche con crema de arroz y cereales + un biberón de 180ml de leche sola (a las 12-13h)
Merienda: Compota de frutas (hasta ahora ha usado las compradas, y come un bote pequeño o medio de los grandes) + biberón de 180ml de leche con cereales (a las 17-18h)
Cena: Biberón de 240ml de leche con cereales (a las 21-22h) ¡Y hasta mañana!

*Destrezas.

Con 5 meses empezó por levantar el culillo estando boca abajo pegando la cabeza a la cama. Poco después vio que podía apoyarse en las manos y poco a poco confió en sus posibilidades y empezó a apoyarse sólo en las muñecas. Así, consiguió ponerse a cuatro patas y balancearse hacia adelante y hacia atrás sin caerse. Cuando vio que podía dar un pasito más, intentó adelantar una rodilla, y se caía, poco a poco, a barrigazos y frotando las rodillas en la cama ha aprendido a desplazarse. Y cada día coge más velocidad. Aún no lo pongo en el suelo porque le cuesta coger fuerza en los brazos y se da de boca contra la cama, con lo cual, pienso que aún es pronto y podría darse un golpe. Pero podemos decir que en la última quincena de su quinto mes de vida, Príncipe aprendió a gatear.

Este gran avance implica menos tiempo para mí, porque ahora no puedo estar medianamente tranquila mientras él juega y experimenta en mantas en el suelo. Ahora en cuestión de nada se sale de la manta y no puedo quitarle un ojo de encima. Y ni qué decir de la cuna, que ya se conoce cada esquina y se le hace corta como campo de juego.

Se mantiene sentado perfectamente. No sabe pasar de acostado a sentado, pero si le ponemos se mantiene mucho tiempo. Empezó sólo unos minutos apoyando las manos para poco después quitarlas y tratar de hacer equilibrio solo, y cayéndose de espaldas acompañado de risas y aplausos para que no se asustara. Ahora come sentado por sus propios medios en un sillón, sin trona, y si se va a caer, hace equilibrio y vuelve a su lugar.

Ahora que muestra interés por los juguetes, se los pasa de una mano a otra sin problemas., me da el que tiene en la mano si se lo pido y espera a que se lo devuelva. Coge todo a su alcance a una velocidad agobiante, como si el mundo se fuera a acabar en un suspiro. Tiene un acierto increíble con la chupa, la encuentra y se la pone sin darle importancia al asunto, sin mirarla. Por ejemplo si está en el carro y se le cae pero él la siente por el brazo derecho, estira el brazo izquierdo y tantea hasta cogerla, ponérsela y seguir con su juego. Es asombroso verle.

Desde los 3 meses le gusta ponerse de pie y saltar, y por más que hemos intentado evitarlo para que su espalda no sufra, él busca la forma de agarrarse a una mano y ponerse de pie. Pues bueno, ahora ha llegado a un punto en que se mantiene erguido cual soldado intentando aguantar el equilibrio, y si tratamos de sentarle se firma aún más para no doblar la cintura. Y cada vez tiene más aguante para saltar más tiempo.

Hoy, día de su cumple-mes, por primera vez, agarrándose de los barrotes de la cuna consiguió ponerse de pie y mantener el equilibrio, así que van siendo más las manos necesarias para sujetarle y menos el tiempo libre.

Es increíble lo rápido que aprenden cosas sin que nos demos cuenta.

*Sueño. Sigue durmiendo la noche entera perfectamente. En vacaciones incluso me sorprendió un día que se durmió a las 8 de la noche y no hubo niño hasta las 8h y pico de la mañana. ¿12 horas durmiendo? ¡No sabía que eso fuera posible!

*Características físicas. Sigue siendo un niño de complexión normal. Largo y con el cuerpo compensado, ni le sobra ni le falta nada. En peso calculo que alcanzó los 8kg, y en medida, estará entre los 68 y 70. Es estimado, ya que en la revisión de los 5 meses pesó 7kg770gr. y midió 67,5cm.

Como siempre, espero que mi experiencia les ayude y les sirva de algo. Les animo a contar cómo son (o eran) sus bebés de este tiempo.

Anuncios