¡De mudanza!

¡Hola a todos! Como ven, hay cambios en nuestras vidas. ¡¡Nos mudamos de casa!! Y ya era hora.

Por motivos de compañía, malestares propios del embarazo y demás, nos fuimos a vivir el embarazo a casa de mis padres para que yo no estuviera sola. MaridoBello tiene un horario inestable en el trabajo y hay días que trabaja 8, otros 10, a veces 12 horas, cuando termine terminó, y para suplir cualquier necesidad que surgiera, mejor estar acompañada. Y así lo hicimos.

Por cosas del destino, falta de tiempo y dinero para organizar la mudanza y cubrir lo básico, aún seguíamos en casa de mis padres. Pero llegó nuestro momento. Durante estas merecidísimas vacaciones para MaridoBello decidimos hacer un pequeño viaje y la mudanza, pero como no se puede pedir todo en esta vida nos chafaron el plan. Los jefes (tan oportunos siempre) lo llamaron para que empezara a trabajar antes de tiempo (¡15 días antes!) y tenemos solo 3 días para hacerlo todo. Limpieza, compras necesarias, recorrer 40km ida y 40km vuelta para trasladar las cosas (que no son pocas con todo lo que acarrea Príncipe…) y las pequeñas obras que surgen.

Así que hablando mal estamos con el culo en dos manos y entre los descansos para comer y tranquilizar a Príncipe cuando se inquieta, poco hemos conseguido. Nos queda un solo día y se nos echa el tiempo encima.

Como ven estamos solos en esto, así que no contamos con quien nos eche una mano ahora mismo, casualidades de la vida. Me tomé un mini-descanso para hacer esta entrada, pero las obligaciones ya me reclaman. Espero que me entiendan y que sepan porqué el blog estará parado unos días hasta que me organice de nuevo.

Muchas gracias por su comprensión. ¡Nos vemos muy pronto!

Anuncios