Útiles de bebé: El babero ideal…

Para alguien que no tenga hijos o que su hijo sea dócil y tranquilo, puede que este no sea un tema para hablar, porque cualquier opción es buena. En nuestro caso y con la llegada de las papillas y el babeo pre-dientes (está mal escrito, lo se, pero me gusta como suena), nos ha cambiado totalmente el concepto “babero”, pues ya no es ese simple artilugio que protege la ropa del bebé.

Para nosotros, ahora un babero es también un arma de guerra, algo más que chupar entre cucharada y cucharada de papilla, o donde mejor emplear la fuerza y jalarlo cuando menos se debe. Y es que Príncipe es un niño con demasiada mala idea, y parece que el babero le diera corriente, porque teniéndolo solo para babas, está bien, pero cuando está comiendo es la mejor opción para jugar.

Una buena forma de encontrar un buen babero y una explicación rápida para quien no haya rebuscado mucho en este mundo es clasificarlos en tres tipos.

1-EL MATERIAL

Completamente de plástico, ideal para la fruta porque se limpia fácilmente, ya que las manchas de fruta son casi imposibles de sacar de la tela, y en general, para todas las comidas con cuchara, ya que el bebé suele mancharse la boca por fuera o escupir si tiene mucha cantidad.

De tela parecida a una toalla, ideal para cuando el bebé come solo leche, o papilla diluida en el biberón, es decir, para esos pequeños escapes por los laterales de la boca, pero poco más (a mi los buches de papilla me dejan mancha en esos baberos y no siempre salen, así que muchos han ido directamente a la basura).

Una combinación de ambos, tela por una cara y plástico por la otra. Son los ideales para la etapa del babeo porque se lo podemos dejar puesto durante el día, o todo el tiempo que veamos necesario con la garantía de que la baba no va a calar el babero y mojar el pecho del bebé gracias al plástico. Sin embargo, las etapas del babeo suelen empapar muy rápido los baberos, así que es recomendable tener bastantes para cambiarlo varias veces.

2-EL TAMAÑO

Tamaño recién nacido, que suele venir acompañando ropita de bebés de pocos meses y cubre poco más allá del bajo del cuello. Además suelen ser solamente de tela.

Tamaño medio, para bebés algo mayores, ya que cubren todo el pecho.

Tamaño grande, ya para niños más grandes, de un año en adelante por ejemplo.

Útiles de bebé: El babero ideal... Útiles de bebé: El babero ideal... Útiles de bebé: El babero ideal...

3-LA FORMA

Redondos, cuadrados, alargados, con la posibilidad de personalizarlo a punto de cruz o con la foto del bebé, con formas diversas, de tipo blusa para abrochar por detrás y garantizar que la ropa quede perfecta, pañuelo o bandana

4-EL TIPO DE CIERRE
De broche o botón, ideal para ponerlo y quitarlo rápidamente, y da una media garantía de que el bebé no se lo quite tan fácil, porque le costará más.

De velcro, permite ponerlo y quitarlo muy fácil y rápidamente, pero es más fácil que el niño se lo quite de un tirón, la trastada favorita de mi hijo.

De lazo. Con dos cordones que se prolongan del babero y que se anudan en la nuca del bebé. Queda bonito pero no son mis favoritos, ya que para hacerlo una persona sola no es fácil si el bebé aún no se sienta (mi caso) y si tiene mucha energía o desespero por comer (ambos, mi caso). Los tengo porque se lo han regalado, así que mi solución ha sido cogerle la medida del cuello y en el lugar indicado coserle broches para ponérselo más fácil.

Como todo, el tema babero es algo que no lleva reglas ni normas, y por supuesto, lo que para unos puede ser una bendición, para otros puede ser un completo desastre. Así que lo ideal es ir probando conforme nuestros hijos van creciendo y van aprendiendo cosas nuevas. Mi mejor opción ha sido tener de todos los tipos, aunque como les digo, con el cierre en lazo no me ayudan para nada y les he puesto broche, que es más cómodo y rápido, y mi hijo no es amante de la paciencia, precisamente.

Antes de nacer le compré varios packs muy bien de precio que eran solo de tela y cierre de velcro. Y hasta los tres meses me vinieron muy bien. Al poco de empezar con la papilla de cereales, días antes de cumplir los 4 meses, necesité una mejor opción porque si echaba buches se quedaban manchados aún saliendo de la lavadora y tenía que estregar a mano, así que busqué de plástico, la mejor opción ahora que también come papilla con cuchara. Y cuando empezó a babear, al poco de cumplir los 4 meses, busqué los que tenían forro de plástico por un lado porque se le empapaba el pecho, y hasta ahora nos ha ido muy bien. También tengo guardado uno de tipo blusa de plástico para cuando empiece con la fruta a los 5 meses que ya estoy deseando usar, aunque pienso que le quedará grande.

Y ahora que los he descubierto me muero por los pañuelos, pero para ser sincera solo los he visto en internet, no en tiendas, así que tendré que indagar más hasta encontrarlos, porque no me gusta que lleve baberos todo el tiempo, prefiero que luzca la ropa, así que un pañuelo será buena opción porque parecerá un complemento de la ropa y no un babero. Lo apunto en mi lista de cosas pendientes.

Bueno, siento que se haya quedado largo, pero espero haber ayudado a quien esté empezando en este mundo de la maternidad y los útiles necesarios para un bebé, a quien se encuentre un poco perdido en el tema, y si fue posible, descubrir nuevas opciones a todo el que tenga problemas con el babero que su hijo está utilizando y busque algo que se adapte mejor a sus necesidades.

Les animo a que me cuenten qué baberos utilizan y cuáles les ha dado problemas. Igual hay más opciones que yo no conozco y me podrían venir bien.

Anuncios