Útiles de bebé: ¿Qué llevo en el bolso?

Salir de casa con un bebé recién nacido parece complicado, se necesitan tantas cosas…¿dónde las llevo? ¿cogeré más de lo necesario? No lo pienses demasiado. El día a día te dará la respuesta.

Piensa principalmente si vas a salir sólo unas horas o si vas a estar todo el día fuera, el tipo de clima que hay en el lugar de origen y también en el destino. Y poco más. Estas son mis pautas a seguir que cumplo desde el primer día y me va muy bien.

Al principio cuando salía a pasar el día por ahí con MaridoBello me llevaba unos 10-15 pañales. Puede sonar exagerado, pero no pesan y no está de más tenerlos por si acaso. Imagínate que le estás cambiando el pañal que ya lleva rato con orina y le pones uno limpio, pero antes de cerrarlo empieza a orinar de nuevo, se lo vuelves a quitar. Al segundo pañal limpio que le pones le ves haciendo fuerza y notas que está haciendo “lo otro”. Vuelta a cambiarle. Y sin querer has gastado dos pañales que no tenías pensado. Al menos tres veces recuerdo que Príncipe me hizo eso, así que es bueno tener de sobra.

Gel y toalla. Una botellita del gel que use tu hijo y una toalla pequeña (tamaño bidé) siempre en el bolso nunca viene mal. La razón: si tu bebé hace caca y necesitas cambiarle, y por ejemplo estás en un centro comercial, puedes ir al baño y lavarle directamente igual que en casa. Ahorras toallitas y se queda fresquito.
Colonia. Una de las cosas más bonitas de un bebé es acercarte a él y oler su indiscutible perfume. Por eso siempre es bueno tener una botellita pequeña en el bolso para ponerle cuando quieras.
Crema de pañal y toallitas. Útiles e indispensables para cualquier cambio de pañal. Es mejor que tengas uno de cada siempre en el bolso.
Baberos. Tanto si estando fuera le tocará comer o no, es bueno que tengas uno o dos en el bolso, como siempre, mejor que sobre. Para babas, buches o cualquier imprevisto ten siempre uno a mano.
Ropa para cambiarle. Siempre es bueno intentar saber qué temperatura hay en el lugar al que vas para no llevar algo que no vayas a usar. Por ejemplo, si vas a ir a una zona cálida, con llevarle bodys de manga corta y un pantalón corto es suficiente. ¿Cuántos de cada? Eso lo vas viendo poco a poco. Al principio llevarás medio ropero, pero luego verás que hay cosas que nunca usas e irás prescindiendo de ellas. Si vas a una zona de calor es bueno llevarle una gorra. Como norma general poner bodys de manga corta, un pantalón largo, uno corto y una chaqueta te sacarán de un apuro, porque valen para todo. ¡Y calcetines que se le enfrían los deditos!
Termómetro y medicamento prescrito por el pediatra. Si hace poco le pusieron una vacuna o está irritable últimamente es bueno que los lleves contigo (yo lo tengo metido todo en un mismo neceser para que nada se quede atrás cuando me lo llevo). Si tu bebé está como siempre y no ves signos de que lo puedas necesitar, déjalos en casa.
La comida del bebé. Si das pecho no tienes problema, pero si das biberón es bueno que calcules más o menos cuántas tomas hará tu bebé en el tiempo que piensas estar fuera, y llevarte para una o dos más. Es bueno conseguir un dosificador de leche en el que puedas poner las cantidades necesarias para cada uno y prepararlo rápidamente. ¿Por qué llevar de más? Si vas lejos y en coche, imagínate que por alguna razón te retrasas y no llegas a casa a la hora que pensabas (se te pincha una goma, hay un atasco, en el peor de los casos se te rompe el coche…). Como son motivos que escapan a tu control, mejor llévate unas tomas de más por lo que pueda pasar, y si no las necesitas, ¡para casa!
Chupetes. Si tu hijo los usa, no está de más que lleves uno o dos de repuesto.
10º Sabanilla y manta. Príncipe desde pequeño se acostumbró a dormir con una sabanilla tapándole la cara, que se la quito cuando se duerme. Por tanto, siempre llevo una o dos en el fondo del bolso, que como tengo de sobra esas son “de bolso” y de ahí no salen si no las ha usado. Si hay frío o el tiempo está fresco en el sitio al que voy me llevo una mantita por si acaso.
Como ves no es tan complicado, ten solo lo básico. Para no estar haciendo y deshaciendo el bolso cada dos por tres consíguete cosas que puedas dejar siempre en él. En mi caso siempre tengo botellita de gel y colonia tamaño viaje (que ya comenté en este otro post), la toalla y las toallitas, la crema de pañal, la sabanilla y dos chupas con una cadenita en el portachupetes del bolso (que suelo ir cambiando). De resto, cuando vamos a salir, sólo me falta añadir pañales, ropa y baberos, en función del tiempo que vaya a estar fuera y del clima que haya en el lugar de destino.
Y tú, ¿qué llevas en el bolso de tu bebé?
Anuncios