Postparto: La llegada de la menstruación

LA PRIMERAMENSTRUACIÓNPOSTPARTO.png

Desde el momento en que damos a luz, mientras nosotras estamos atentas a todo lo que tiene que ver con nuestro hijo, por dentro el cuerpo empieza a deshacer esa larga tela que ha ido tejiendo durante tantos días con el fin de que tú hoy puedas estar viviendo ese hermoso momento.

Poco a poco el útero comienza a desinflamarse para recuperar su tamaño original, y todos los órganos que el crecimiento de tu bebé ha ido desplazando se van colocando de nuevo en su lugar. Creo que uno de los cambios que más nos preocupa cuando estamos embarazadas, sobre todo si somos primerizas, es desconocer qué va a pasar después del parto, y cómo va a quedar nuestro cuerpo después de este proceso. Y entre ellos, algo que preocupa mucho es el regreso de la menstruación. ¿Cuándo y cómo será? ¿Dolerá? ¿Habrá cambiado mi cuerpo para entonces? ¿Será todo como antes?

Cuando y cómo. Por lo general suele llegar a los 40-50 días del parto, aunque si das lactancia materna puede tardar más. Aunque en este tema, y en todos, hay que tener en cuenta que cada mujer es un mundo.

Dolor. Si te llega pronto, aún puede que tengas la zona dolorida por el propio parto o la episiotomía si fue tu caso, así que quizás no notes mucho dolor. Si ya hace un tiempo que te sentías bien, si es posible que notes dolor, como fue mi caso.

El antes y el después. Definitivamente no será todo como antes, al menos no las primeras reglas. Y es que todo por dentro está mucho más sensible y hay que habituarse a esas nuevas sensaciones.

Mi experiencia

Días antes de que me viniera la primera regla después del parto, me sentía muy incómoda, con muchas molestias por dentro, pero no en la barriga donde solemos localizar los dolores menstruales, sino muy abajo, en el suelo pélvico.

Esto me hizo ver que se avecinaban cambios, porque desde hacía ya unas semanas me sentía completamente bien, ya no tenía puntos e incluso habíamos vuelto a las relaciones de pareja sin problema. Y llegó a los 47 días del parto.

La primera de todas fue muy molesta y muy incómoda, con un dolor localizado, como digo, más en el suelo pélvico que donde solemos localizarlo normalmente. Me sentía hinchada por dentro, como si tuviera una bola de billar apoyándose en mi suelo pélvico y nada más levantarme y hacer peso me destrozara por dentro. Cuando estaba sentada, todo bien, pero al levantarme notaba mucho dolor en esa zona y no podía estar mucho tiempo de pie.

Era una molestia similar al postparto, pero sin los puntos de la episiotomía.

Además, fue muchísimo más abundante que una regla normal, casi como en el postparto. En mi caso me duró dos semanas y tuve que recuperar las compresas del postparto, porque no me manejaba con las de siempre. Y gasté casi dos paquetes de 25 unidades.

Fueron dos semanas muy molestas, sin más dolor que la molestia en el suelo pélvico, pero con mucha incomodidad de no sentirme confiada en poder salir de casa debido a lo abundante que estaba siendo.

En ese momento no me atreví a usar tampones, por miedo y porque me dijeron que las primeras reglas es mejor no usarlos para evitar coágulos, y de hecho aún sigo sin usarlos.

A raíz de ahí todo ha mejorado, aunque he de reconocer que las pastillas anticonceptivas me ayudan mucho en el tema de la exactitud y la regularidad, porque soy una persona muy irregular en este tema.

Ahora es todo mucho más controlable, menos abundante que antes del embarazo, y exacta por la píldora. Así que puedo afirmar que, aunque la primera y también la segunda, no son muy agradables, todo mejora con el paso del tiempo y vuelve a ser como antes. O quizás, mejor.

¿Cómo viviste tu primera menstruación? ¿Fue tan molesta como la mía?

 

Anuncios