¡Corre Mamá!

La maternidad, a medida que avanza, es indirectamente proporcional al tiempo disponible. Por más que una se organice, que intente cumplir un horario y sobre todo, cumplir una palabra, no siempre se puede hacer todo lo que se pretende. Bien dicen que quien tiene niños no tiene horario. Tremenda verdad.

En mi caso, tengo previsto estar en tal sitio a tal hora porque alguien me espera, y saliendo incluso un poco antes de lo normal, siempre llego justa de tiempo. La razón, Príncipe siempre espera a último momento para hacer lo que no debería, para echar un buche que inutilice hasta el babero que lleva puesto o hacer sus necesidades más espesas. Así que no queda otra que dar marcha atrás y rehacer lo que ya estaba bien hecho.

Y en casa…ni qué decir. Según él se queda dormido, corro a hacer todo lo que tengo pendiente para que me cunda el tiempo al máximo, y muchas veces termino dejando todo a medias. ¿Por dónde empiezo, tiendo la ropa? No, mejor me meto en el baño para depilarme y cuando salga la tiendo. Pero el espejo está sucio, déjame pasarle un momento. El trapo está en el salón, voy a buscarlo. Espera, ¿qué están poniendo en la tele? Interesante. Se me antoja un café, voy a prepararlo y cuando me lo beba me meto en la ducha. Finalmente enciendo la cocina para darle fuego a la cafetera y….un momento, ¡se está despertando! ¡Pero si no he hecho nada!

Tampoco han sido pocas las veces que trato de aprovechar que está dormido para comer, porque según se despierte le tocará comer ya fuera de hora y habrá que correr a prepararlo. Oye, nada más sentarme en la mesa y tocar la cuchara empieza a moverse y se despiertaTotal, que ya comeré luego. Frío seguramente.

Así que voy asumiendo que si no hay otra persona en casa llegar a todo va a ser una tarea muy complicada. Y es que poco a poco voy viendo que no voy a poder hacer la mitad de las cosas que me proponga en el día, así que toca improvisar todo como vaya saliendo. Y si hoy no puedo limpiar las ventanas, esperaré a mañana, y si no…¡pues ya se verá!

¿Te ha pasado? ¿Cómo ha afectado la organización de tu tiempo con la llegada de tu bebé?

Anuncios